¿Qué tal si le echamos un ojo a los mercados?

Veamos el gráfico diario del S&P500. Ahora no es tiempo de fijarse en semanales o mensuales. Dada la velocidad con la que se están moviendo los precios, hay que centrarse en la operativa a corto plazo:

Invertir en Bolsa - S&P500 diarioPincha en la imagen para ampliar

Podemos ver que tanto el canal como la zona de valor vigentes hace un par de semanas se han quedado obsoletos debido al enorme estallido de volatilidad. Pero no nos engañemos, estas situaciones suelen durar poco tiempo.

Si te fijas, el precio se halla sobre soporte relevante (rango 1.115 – 1.130). Así que, en el fondo, estamos en un punto de inflexión.

Pueden suceder dos cosas: O que la tendencia bajista se confirme, superando los mínimos de hace unos días o que se forme un suelo (que seguramente será doble o triple). En este segundo caso, no nos equivoquemos, lo más seguro es que también se supere el mínimo anterior, aunque sea brevemente y con el simple objetivo de barrer a aquellos que pongan su stop loss justo bajo el último mínimo.

 

¿Cómo saber qué va a suceder?

No podemos. Y tampoco debemos.

Lo que sí podemos es hacernos una idea, tener una pequeña desviación o preferencia, pero que rápidamente deberemos descartar si el precio nos demuestra lo contrario.

Por ejemplo, yo personalmente, creo que tenemos unas condiciones ideales para que se forme un doble suelo dentro de uno o dos días, en los que me imagino un S&P500 cayendo hasta 1.085 aproximadamente, para luego cerrar de nuevo por encima de 1.100. Acto seguido, visualizo una subida potente hasta 1.260 en poco tiempo.

Estoy atento a este escenario porque quiero beneficiarme de él. No obstante, si veo un cierre en 1.080, por ejemplo, ese montaje mental mío quedará rápidamente descartado y no me empeñaré en que el mercado haga precisamente eso.

Lo que está claro es que, si tenemos máximos decrecientes (que los tenemos) y mínimos decrecientes (que los podemos tener muy pronto), estaremos bajo la definición de tendencia bajista y será momento de abrir cortos sin titubeos.

No obstante, ahora mismo, la rentabilidad por dividendo de la Bolsa ya supera a la del Bono (2.17 vs 2.07) y, con el Bono haciendo máximos, sería raro que la Bolsa no termine por seguir la estela. Además, la curva de tipos sigue con buen aspecto y la inflación está controlada por el momento.

De todos modos, no se aprecian signos de giro al alza todavía; no sólo en diario, sino que en semanal tampoco, y no es cuestión de ponernos a cazar rebotes que no existen aún.

 

¿Y fuera de USA?

Como es cada vez más habitual, el DAX es una fotocopia del S&P500 (aunque yo creo que le lleva una vela diaria de ventaja):

Invertir en Bolsa - DAX diarioPincha en la imagen para ampliar


El IBEX sigue como siempre, aunque cada vez más, empieza a parecerse al resto de los índices. Por supuesto, tampoco es momento de comprar en España. En todo caso, lo es de abrir cortos:

Invertir en Bolsa - IBEX35 diarioPincha en la imagen para ampliar


¿Tú cómo lo ves? Me encantará conocer tu opinión, y seguro que al resto de los Novatos también. Sé tan amable de compartir tu visión y tus dudas escribiendo un comentario. Además, si te parece interesante esta entrada, acuérdate de pinchar en los botoncitos estos de Me gusta, Twitter, +1 y todas esas cosas que ayudan a difundirlo por el mundo.


Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by