¡Bienvenido al fin del mundo!

O al menos, eso es lo que nos toca pensar ahora ¿verdad?

Allá vamos, pues. Hablemos sobre el S&P500 como índice de referencia para el trading que a nosotros más nos suele interesar (USA y Europa). Mal que bien, casi todas nuestras operaciones estarán algo afectadas por este índice.

 

Análisis técnico del índice de mercado

Técnicamente, y a corto plazo, podríamos decir que se ha perdido la tendencia alcista, puesto que:

1.- El precio no ha sido capaz de hacer un nuevo máximo creciente. Fíjate que a mediados de enero hace un doble techo con el máximo de fin de año, pero no lo supera realmente.

2.- El precio también ha perdido la secuencia de mínimos crecientes, pues ahora mismo está violando el último mínimo del 13 de enero. (Cojamos esto con pinzas, porque podríamos considerar todo enero como ruido dentro del último swing y llamarle “último mínimo” al que se formó a mediados de diciembre, que todavía sigue sin ser perforado).

 

SP500 chart

Lo que sí es cierto, es que, después de un enero totalmente anodino, lateral y desganado, tenemos una patada hacia abajo. Así suelen iniciarse los mercados bajistas (o las grandes correcciones de los mercados alcistas, si las miramos desde un poco más lejos).

Esta patada bajista, está dejando su marca en el VIX, índice de volatilidad, también conocido como índice del miedo:

VIX miedo

Recuerda que el VIX no es un precio, simplemente un indicador. No tiene soportes, ni canales, ni nada por el estilo. Simplemente es un cálculo cuyo valor medio histórico es 20 (redondeando). Así que es perfectamente normal que el VIX vuelva a sus valores de siempre. Estaba demasiado bajo. (Esto ya lo hablamos hace poco ¿recuerdas?)

 

¿Se está desmoronando el mercado?

Pues no lo parece, la verdad. Por lo menos de momento. La “A/D line” (curva acumulada de avance/descenso), que cuenta cuántos valores del mercado suben y cuántos bajan, se mantiene en terreno de mercado alcista. Y, aunque justo ahora no corresponde comprar, de momento no indica que el mercado esté sumido en un colapso:

Linea AD

Lo mismo vemos en el “New highs – New lows” (un indicador parecido al anterior). Ahora mismo, estamos a cero, pero no tenemos un gran negativo:

NHNL

Ten en cuenta que estos dos indicadores no predicen nada. Simplemente, nos dan una foto de la situación actual bastante más objetiva que el telediario.

Y, de momento, la foto, a falta de más información dice: “Sí, es cierto, no estamos rompiendo techos. Pero, de momento, sólo estamos corrigiendo”.

 

¿Qué podemos esperar?

Personalmente, (fíjate que resalto la palabra personalmente), dada la forma en la que se inicia el movimiento, con esos dos velones rojos, creo que se está iniciando un mercado bajista.

No le llamo mercado bajista a un mercado que nos tenga que llevar a mínimos históricos. No hace falta que vuelva a quebrar otro Lehman Brothers para que el precio se ponga a coleccionar máximos y mínimos decrecientes.

Simplemente, me parece que podemos estar al principio de una fase bajista que, entre pitos y flautas, puede durar unos cuantos meses.

Por supuesto, no espero una bajada continua a partir de ahora. Imagino laterales, algún máximo esperanzador, violentos barridos (al principio, pero especialmente al final) y un sinfín de irregularidades en el precio. Es más, veo incluso probable que volvamos a máximos y quizás hasta los superemos brevemente para animar a todo el mundo a comprar como siempre (siempre = los últimos cinco años).

En cualquier caso, tú ya sabes que el juego del trading no se gana adivinando, sino que se gana reaccionando a lo que está sucediendo (eso sí, reaccionando con mucha agilidad).

Te he contado el escenario que me imagino, visto lo visto, pero no te lo tomes como nada más que eso. Mi escenario imaginado puede ser completamente opuesto a la realidad, y yo seré el primero en descartarlo si veo que los hechos no concuerdan con él.

A grandes rasgos, en el caso de que estemos ante el inicio de un mercado bajista, lo que yo espero es que el precio se dirija hacia el próximo soporte relevante:

Invertir en Bolsa

Como ves en la foto, ese soporte está en algún lugar alrededor de los 1550 (o en 1500, si quieres, para simplificar).

Ojo aquí: Recuerda que estamos imaginando un mercado bajista y recuerda que apuntamos a la línea azul como destino probable. “Imaginación y probabilidad”. Certeza cero.

Simplemente, estamos aventurando lo que parece lógico y probable para que, si sucede y lo vemos materializarse, seamos capaces de  reaccionar rápidamente en vez de quedarnos mirando como pasmarotes.

Sin embargo, no es de prever que el precio vaya directo hasta el gran soporte azul. Como comentaba antes, lo lógico es que vaya encandenando máximos y mínimos menguantes.

Además, recuerda que las caídas suelen ser mucho más agresivas, sucias y espasmódicas que las subidas.

Cómo tú y yo somos analistas técnicos, sabemos que las zonas donde es más probable que se formen estos máximos y mínimos crecientes, son en los soportes intermedios que haya por el camino:

Soportes de corto plazo

 

Cómo podemos aprovecharnos de esto

Si es un mercado bajista, podemos ponernos cortos a favor de tendencia, o comprar en los rebotes.

Una cosa está clara, aquí olvídate de operar con gráficos semanales. Se acabó la estrategia de medio plazo. Vamos a corto plazo y se sale siempre en un objetivo (si vamos comprados, en la próxima resistencia; si vamos vendidos, en el próximo soporte).

Piensa que, aunque se reflejen en los gráficos semanales y mensuales, los grandes movimientos bajistas se concentran en uno o dos días (cógete cualquier gráfico y míralo). Con un gráfico semanal te vas a perder la mayoría de los movimientos.

Igualmente, aunque todo este escenario que propongo fuese erróneo, sí tengo una cosa clara: No confío en la tendencia alcista de fondo del S&P500 semanal. Ya no veo claro que siga viva y, por lo tanto, me paso al gráfico diario para hilar fino.

No pasa nada si me equivoco en eso, porque me estoy pasando a la estrategia rápida y costosa en esfuerzo.

La estrategia de medio plazo es genial cuando funciona porque no requiere casi esfuerzo; pero cuando no funciona, (o cuando temes que no vaya a funcionar, como es el caso) hay que irse a la de corto plazo. Más trabajo, más velocidad y problema resuelto.

 

Ejercicio para ti

Abre ProRealTime (o cualquier otro programa de gráficos) y examina los techos de mercado. Fíjate cómo se forma el techo y cómo empieza a bajar el precio. Compáralo con la situación actual y te darás cuenta de algunas cosas.

Además, fíjate cómo tendrías que haber operado para poder aprovecharlo y lo que no tendrías que hacer para evitar anticiparte y pillarte los dedos o, por el contrario, a lo que no tendrías que esperar para evitar entrar y salir tarde todo el tiempo.

Creo que aprenderás muchísimo si lo haces ¡Y ahora es el momento perfecto para ello!

Espero que este artículo te haya servido de ayuda (esté o no equivocada mi visión actual) y que el ejercicio te aporte aún más valor.

Espero ver tus comentarios debajo del artículo. De hecho, si haces el ejercicio, tendrás mucho que decir 😉

Difunde esta entrada pinchando en los botoncitos de las redes sociales, por favor.