Quieto paradoEstos días me están llegando muchas propuestas de operaciones (¡gracias a todos por vuestra participación!) pero tengo que transmitir un mensaje:

¡Quieto parado! No es un buen momento para operar.

El motivo es que los tiburones están con su familia y no con las cotizaciones. No hay liquidez, no hay acción, no compensa entrar ahora en ningún sitio, porque no va a pasar nada.

Te lo explico enseguida con una foto:

Te he puesto el gráfico diario del IBEX incluyendo  un par de Navidades recientes. Si te fijas, desde el 22 de diciembre hasta el 2 de enero, el volumen desaparece y el precio no hace nada que merezca la pena ser mencionado. El precio no va a ir a ninguna parte, porque el dinero, el auténtico dinero, está parado:

Invertir en Bolsa

Pincha en la imagen para ampliarla

He puesto el IBEX, pero podía haber puesto cualquier otro índice. Puedes echarle una ojeada al S&P500, al EuroStoxx50, o al DAX, si quieres. Todos van a mostrarte más o menos lo mismo.

Ya sé que tú tienes ganas de operar ahora. No sólo le estás cogiendo el punto, sino que además ahora es cuando por fin tienes algo de tiempo.

Lo sé, a mi también me ha pasado; pero asúmelo, por muchas ganas que tengas de operar, no te conviene: El precio no se va a escapar, sólo va a amagar.

 

Queda un tiburón de guardia

Los tiburones siempre dejan a uno de guardia, para que siga haciendo dinero a costa de todos los pececillos impacientes que son incapaces de estarse quietos cuando deberían.

Sacudirá el precio de arriba a abajo en pequeños movimientos de vez en cuando, simplemente para quitarte el dinero, sin ninguna intención de posicionarse para un movimiento a gran escala para estos días.

Si te empeñas en operar, esto es lo que te encontrarás:

  • Deslizamientos inusualmente grandes. Es decir, tus gastos por operación se dispararán.
  • Movimientos erráticos que no llevarán a ninguna parte.
  • Fuertes y repentinos barridos que no desembocarán en un movimiento posterior.

Recuerda que tú vienes al mercado a capturar tendencias no a regalarle el dinero a brokers y tiburones.
 

Un buen momento para otras cosas

Que no sea un buen momento para operar no quiere decir que no sea la ocasión ideal de beneficiar a tu trading por otra banda.

Utiliza esta oportunidad para hacer lo que normalmente dejas en un segundo plano. Tu trading te lo agradecerá, y eso se verá reflejado en tus resultados.

 

Aprovecha para leerte un libro de trading

En inglés, te recomiendo este: Sell & sell short, de Alexander Elder

En español, obviamente, te recomiendo el mío:

Aprende a especular en Bolsa

 

Aprovecha para revisar tu sistema

Asegúrate de comprobar que estás haciendo las cosas bien en los cinco frentes:

  1. Técnica
  2. Mentalidad
  3. Gestión de capital
  4. Mejora continua
  5. Control de riesgo

Es una ocasión estupenda de pararte a trabajar estos cinco puntos y asegurarte de que no tienes fisuras en ninguno de ellos. (Ya sabes que, en cualquiera de estos cinco bloques, los errores cuestan dinero).

 

Aprovecha para poner al día tu diario de trading

Normalmente el registro de operaciones lo llevamos perfecto, porque cualqueir dato que falte canta mucho. Sin embargo, con el diario de operaciones no es tan evidente.

Me apuesto un brazo a que se te ha olvidado poner algún gráfico, comprobar algún detalle pendiente, o poner por escrito alguna lección aprendida.

El diario de trading está diseñado para que no pagues dos veces por los mismos errores. Asegúrate de pegarle un repaso a fondo y dejarlo perfectamente al día. Aprenderás más con esto que en diez operaciones.

 

Conclusión

Hazte la vida más fácil y no operes cuando  no te conviene. Como ves, tienes ocasión de dedicarle un poco de tiempo a las cosas que no priorizas normalmente.

Si te ha servido de ayuda, retuitéalo y pincha en Me gusta, +1, y compartir por Facebook en los botones de aquí abajo:

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by