trading mercado navidad

Antes, de nada ¡Feliz Navidad! (Que no se me olvide, que luego me lío y ya sabes).

Te deseo unos felices días de tomarte la vida con calma; y también de tomarte todo lo que te pongan por delante.

 

Y ahora, vamos al tema

La mayoría de los años, por estas fechas, casi todos nos encontramos con un poco más de tiempo libre (o con un poco menos de lío mental). El caso es surgen las ideas.

Y yo lo noto, especialmente en el email. La gente me escribe pidiendo consejo sobre cómo operar en el mercado estos días.

Mi recomendación siempre es la misma: Justo ahora, apártate del mercado. Léete un libro, aprovecha y hazte mi curso, pero no te metas justamente en los mercados en uno de los momentos en los que menos liquidez hay.

El avance de los precios en Navidades (de aquí a Reyes, se entiende) suele ser esencialmente nulo. Hay años que se queda insoportablemente lateral, y hay otros en los que sube un poco y vuelve a bajar, o baja un poco y vuelve a subir. En cualquier caso, no hay gran cosa que contar.

Si operas en mercados laterales, simplemente te desangras a golpe de pequeñas pérdidas y laterales.

No obstante…

 

Este año es diferente

Ya sé que suena a tópico y clásico: “Esta vez es diferente” sabemos de memoria que es una frase que nunca es cierta.

Pero, yo creo que esta vez sí es diferente.

No te voy a animar a que te pongas a operar estos días. Esa idea permanece inalterada y yo mismo me mantendré al margen de los mercados.

La diferencia es que creo que tenemos motivos para estar atentos.

Mi apuesta personal es que, a partir del primer día operativo del año, que esta vez cuadra el lunes día 4, tenemos que estar muy atentos porque el mercado se puede venir abajo. Y yo creo que con fuerza, además.

 

Sin base científica

Esto no tiene base científica. En los mercados no puede haberla.

Está a medio camino entre una corazonada y la lógica:

Por un lado, por primera vez en mi historia bursátil, USA sube los tipos de interés. Un casi-nada, es cierto; pero la última vez que los americanos subieron los tipos todavía nadie se esperaba el estallido de una burbuja inmobiliaria.

Ya ha llovido desde entonces.

Cuenta la leyenda (en realidad, lo cuentan los libros) que cuando se suben tipos, el mercado se coge una rabieta, se hunde a corto/medio plazo; pero luego se da cuenta de que los tipos se suben cuando la economía va bien, así que a largo plazo la Bolsa asciende con los tipos de interés.

Pero, de momento, nos toca enfrentarnos a la pataleta.

Salvo que…

Salvo que estamos en esos días del año que toca cuadrar cuentas y redondear resultados para hacer los informes. Y nadie quiere un colapso en el último minuto del último día ¿verdad?

Casi mejor contengamos ese desplome (si somos capaces) hasta año nuevo.

 

Miremos lo obvio

Por otra parte, simplemente mira el gráfico del índice americano S&P500:

trading indice americano bolsa

¿Tú ves fuerza alcista?

Yo no la veo. No veo fuerza por ningún lado.

 

Pero, aún hay más

Algunos indicadores de salud del mercado muestran un claro deterioro que se está ocultando en el dibujo del S&P500.

O, dicho de otro modo, el S&P500 está peor de lo que nos quieren hacer pensar:

 

A/D line: En terreno negativo:

trading ad line

 

New highs – new lows: En terreno negativo:

trading nhnl

 

S&P500 sin ponderar (línea negra) con claro deterioro respecto al S&P500 normal (línea de puntos):

trading sp500 sin ponderar

Fíjate que suelen ir muy parejos, pero el maquillaje los está distanciando más y más.

 

Haciendo un resumen práctico

Las fiestas son las fiestas, y no creo que pase nada relevante con el mercado de aquí al uno de enero. Hasta entonces, turrón.

Eso sí, desde el primer día laborable (lunes, 4 de enero), todos los sentidos puestos en el mercado.

A mí personalmente, me encaja un desplome que se inicie ese mismo día. (Ha pasado otras veces).

En una mezcla de corazonada y de lógica, a mí me toca avisar del asunto hoy mismo. Del mismo modo que es hoy, y no otro día, cuando corresponde que te felicite las fiestas.

¿Y por qué no la semana que viene, o la siguiente?

Bueno… estaré ocupado preparando algo. Y hasta aquí puedo leer.

¡Un abrazo!