mono, bolsa, dardos

 El primer paso

Por si no lo conoces, hay un experimento famoso que junta a un mono, un puñado de dardos y al Wall Street Journal.

La idea era la siguiente:

A mediados de los años 70, alguien (este alguien) se hizo esta pregunta:

¿Cuán fiables son las recomendaciones de las casas de análisis?

¿Mucho? ¿Poco? ¿O mejor es hacerle caso a la selección de valores que pueda hacer un mono con los ojos tapados lanzando dardos contra el diario económico Wall Street Journal?

¡Y decidieron comprobarlo!

Algunos años después, el propio Wall Street Journal decidió llevar a cabo el experimento.

Lo cierto es que no pusieron al mono a lanzar dardos. Hay formas más elegantes de formar una cartera de valores al azar que enseñar un mono a lanzar dardos contra un periódico. (Aunque estoy convencidísimo de que estuvieron tentados de hacerlo).

¿Y qué pasó?

Pues que la rentabilidad anual de “la cartera del mono” le pegó un repaso a la de la inmensa mayoría de los más reputados fondos de inversión contra los que competía. Así de fuerte.

 

El segundo paso

El diario Expansión repitió el experimento en 1998: El azar contra varias casas de análisis.

¿Te imaginas el resultado?

Al principio, mientras no se marcaban las diferencias, todos amigos. Pero, conforme el mono empezó a sacarle una ventaja que llegaba a ser insultante a sus rivales, éstos empezaron a retirarse silenciosamente del juego, negándose a seguir participando.

Aunque el experimento estaba planeado para que durase al menos un año, se quedaron sin competidores oficiales para su mono en tan solo seis meses.

Recuerdo haber leído que alguien se tomó la molestia de echar las cuentas a final de año, comparando la cartera del mono con las de las casas de análisis rivales. El mono era el vencedor absoluto.

 

El tercer paso

El broker xtb está ultimando el desarrollo de una plataforma de trading bastante completa llamada xStation y nos ha invitado a varios bloggers y a mi a participar en un concurso de trading.

Utilizando esa plataforma y una cuenta demo con 20.000€, a ver quién gana más desde finales de octubre hasta poco antes de Navidades.

Estuve jugueteando un poco con la plataforma (se le coge el truco enseguida) y decidí que yo sería el contrapunto de mis rivales.

¿Por qué no utilizar la estrategia del mono?

Estoy convencido de que los concursos de trading no se ganan con destreza, se ganan con suerte. Se arriesga a lo loco y pista. Si te toca, te tocó.

La destreza es necesaria es absolutamente imprescindible para preservar el capital y hacerlo crecer de manera consistente… pero un concurso de trading no va de eso. En un concurso se busca la cifra más alta, aunque los métodos empleados para llegar a ella sean absurdos e insostenibles en el tiempo.

Y esto es lo que yo he hecho:

Metí en un excel una selección de los activos que ofrecen para operar. Un poco de cada: Forex, materias primas, índices y hasta el bono alemán.

Después asigné un número aleatorio a cada uno (sólo podía salir cero o uno), para determinar si abriría largos o cortos en ese activo.

cartera xtb

Y después, me puse a comprar un lote de cada uno… hasta que se me acabó el margen, por lo que me quedaron algunos activos en el tintero.

En cualquier caso, esto es lo que hice. Mira la foto de la derecha:

Literalmente, pasaron minutos antes de ir perdiendo el 1% de la cuenta (unos 200€). De hecho, iba perdiendo esa cantidad incluso antes de terminar de abrir todas mis posiciones (y no creo que tardase más de cinco minutos en hacerlo).

Al cabo de pocas horas, rozaba el 10% de pérdida.

Está claro que me pasé apalancándome.  😕

A los cuatro días de operativa, mi posición aleatoria iba cuesta abajo. Superaba el 25% de pérdida con una tendencia autodestructiva notable:

ranking

Conclusión

Es posible que, simplemente eligiendo valores para formar una cartera, el azar compita seriamente con la habilidad. Pero parece que queda claro, que aquí no funciona: Sin habilidad estás perdido.

 

Mi plan

Voy a dejar correr esta “cartera” hasta cerca del final. (Creo recordar que el concurso termina el 19 de diciembre).

Para entonces, salvo recuperación milagrosa, esta cuenta debería estar agónica o totalmente destruida.

Si tengo la suerte de que no esté destruida o la intercepto cualquier día de estos justo antes de morir, voy a intentar remontar la cuenta operando como se debe hacer en los concursos: Como un salvaje, con una nula gestión de capital y con una probabilidad de éxito irrisoria, pero a la vez inmensa de destruir la cuenta por completo.

Y, si por casualidad sale bien, pues salió. Lo más seguro (99%) es que no salga y la cuenta quede a cero.

Soy consciente de que, en este tipo de concursos de trading, donde perder dinero de mentira no duele lo más mínimo, y donde lo único que importa es quedar primero, la gente se suele poner muy nerviosa hacia el final y empieza a hacer tonterías.

Dicho con otras palabras: Que seguramente, no sólo yo, sino todos estemos haciendo tonterías con la cuenta los últimos días.

¡Estoy convencido de que cuando se acerque el final habrá un buen baile de posiciones en el ranking del concurso!

Como siempre, te pido que comentes y retuitees ¡No quiero hablar solo! 😀

¿Quieres saber cómo acabó el experimento? Pincha aquí

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by