Invertir en Bolsa

Los propósitos de año nuevo son arrebatos impetuosos de fuerza de voluntad bajo el lema «Año nuevo, vida nueva».

El problema es que, por desgracia, la gran mayoría de estos derroches de buenas intenciones no pasan de febrero o marzo, en el mejor de los casos.

Según los expertos, la principal causa de abandono de un propósito de año nuevo es que no lo necesitas realmente. Así que, como no estás convencido de su auténtica necesidad, pronto se te agotan las fuerzas que voluntariamente pones (en un respetable alarde de disciplina) y el propósito no logra instaurarse como un hábito beneficioso para ti.

Por eso, la auténtica clave no está en fustigarse con la disciplina, sino en esforzarse por recordar y mantener presente el beneficio que te traerá el cambio de hábitos.

No te las des de Superman. Simplemente, recuerda lo que quieres y por qué lo quieres.

Entra 2015, y yo te deseo feliz año nuevo.

Y ahora, el consejo que quiero darte para que puedas aprovechar el año en favor de tu mejor interés en trading:

Céntrate en ejecutar bien lo que hayas planeado.

 

Cómo ejecutar bien

Ese es el propósito de año nuevo que yo te recomiendo.

Déjame explicártelo:

Ejecutar bien es seguir el plan.

Para poder seguir el plan, obviamente tienes que tenerlo.

(Y no tienes por qué haber nacido sabiendo hacerlo. Aquí tienes instrucciones precisas sobre cómo hacer un plan de trading).

No preguntes qué comprar. Elígelo tú.

Qué más da si no tienes el mejor criterio del mundo ¡Ya lo refinarás!

No preguntes si vender o no. Planea de antemano cuándo vender, y simplemente hazlo cuando coincida con tu plan.

No mires a otros. Mírate a ti.

No preguntes a otros. Pregúntate a ti.

No confíes en otros. Confía en ti.

Y sigue adelante.

Todos aprendemos de los errores.

Es imposible avanzar sin cometer errores.

Y no digo esto porque cometer errores sea algo normal (que lo es).

Sino porque no es posible mejorar si no comete uno los errores de primera mano.

Por eso debes buscar cometer errores.

Y para ello, todas y cada una de las decisiones deben ser tuyas.

Si no son tuyas, no te sirven para aprender y crecer.

Y si no creces (en trading), nunca lograrás rebasar el umbral de la rentabilidad consistente.

Por eso, decide tú, equivócate tú, mejora tú, vuélvete ganador tú.

Tú.

 

Por qué ese propósito y no otro

Te aconsejo que tu propósito sea ceñirte a tu propio plan porque es el único modo de que llegues a ganar dinero a la larga en los mercados financieros.

Si sigues los planes de los demás, estarás siguendo esquemas que no van contigo.

De beneficiarte estos planes ajenos, sólo lo harían residualmente, y por casualidad.

Sigue lo que te salga de dentro.

No busques acertar.

Busca ser consecuente contigo mismo.

A base de intentarlo una y otra vez acabarás acertando.

(Pero si priorizas acertar, y para ello copias ¡estás muerto! Lo de otros sólo le va bien a otros).

Si los Reyes Magos no te han traído el Campus de Bolsa, regálatelo tú mismo. Ya te he dicho que, no sólo te lo mereces, sino que además es un producto que puedes amortizar fácilmente.

Feliz éxito en tu propósito de año nuevo. 😉

 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by