Volvemos (y terminamos ya) con la operación de Benito que, por cierto, la ha cerrado ayer.

Vamos a revisar de un golpe cómo empezó, cómo siguió y cómo terminó la operación:

El planteamiento

Si recuerdas, este era el planteamiento inicial: Compramos a contracorriente un valor en tendencia bajista:

Invertir-en-Bolsa-Celanese

Todos los detalles, están en el artículo correspondiente al día del planteamiento.

Por supuesto, hubo quien criticó comprar en plena tendencia bajista, pero ese es un tema en el que no vamos a entrar ahora. Doy por supuesto que entiendes cómo es la estrategia de corto plazo y en qué tipo de situaciones tiene sentido hacer esto. Si no es así, pregunta sin complejos 🙂

 

La duda

El jueves pasado, Benito llegó a un punto muy incómodo psicológicamente.

El gráfico tenía este aspecto:

Invertir en Bolsa, psicología

Benito seguía con el dinero en riesgo, no había alcanzado su objetivo de beneficios (aunque llevaba un buen tramo alcanzado) y el precio, claramente, se había frenado y muy probablemente viraría a la baja.

En ese momento, te pregunté ¿Tú qué harías ahora?

Podías elegir tres opciones:

¿Qué consejo le das a Benito?

  • ¿Coge el dinero y corre? (Benito lleva muy buenos beneficios)
  • ¿Aguanta como un jabato?
  • Ninguna de las anteriores

Por supuesto, hubo todo tipo de opiniones y consejos: ¡Sal que aún estás a tiempo! ¡Aguanta que va a subir! ¡Yo no tengo ni idea!

Sin embargo, hubo una respuesta absolutamente magistral y que define el mejor, y en realidad el único, consejo que se le podía dar a Benito:

Invertir en Bolsa, consejo

¡Magia!

Sergi había dado en el clavo ¡No se trata de hacer lo que se te ocurra en el momento, sino lo que has planeado de antemano!

De repente, todo encaja. Fíjate en sus palabras: Si no terminas con tu plan de poco te habrá servido la operación. 

Ese es exactamente el objetivo: Seguir tu plan. El psicotrading o psicología en trading ayuda mucho.

Mientras estás aprendiendo, tienes que seguir tu plan, para poder darle forma y consolidarlo. Lo contrario sería dar tumbos, lo que equivale a perder mucho tiempo y dinero y frustrarse por el camino.

Y, si ya estás en fase de ganar dinero ¿por qué no ibas a seguir tu plan si ya has demostrado que es un plan ganador?

Esto no quiere decir que tu plan no vaya a desembocar en operaciones perdedoras. Sería muy inocente pensar eso. Lo que quiere decir es que tu plan tiende a ganar más que a perder y que, aunque pierdas muchas veces, cada vez que pierdas siguiendo tu plan, estarás haciendo lo correcto.

 

El valor de hacer lo correcto

Por supuesto, el valor de hacer lo correcto (respetar tu plan trazado de antemano) no sólo está en que tenderás a ganar más dinero que si no lo haces. El verdadero valor de hacer lo correcto está en que refuerzas tu disciplina y tu confianza en ti mismo: Te vuelves más fuerte.

No lo dudes: Todos nos saltamos nuestro propio plan alguna vez. Cuando cometas este fallo, en lugar de tirar la toalla, anímate a no volver a cometerlo. Somos humanos.

El día que nos saltamos el plan, si tenemos suerte, el mercado nos da un buen bofetón y ahí acaba el cuento. Si no tenemos suerte, y nos sale aparentemente bien el cambio de planes, entonces habremos plantado la semilla para repetir en el futuro el peor de los fallos: No ejecutar nuestro propio plan.

El mercado no enseña por asociación causa efecto. El mercado te golpea hasta que lo haces bien.

Para saber que lo estás haciendo bien (o que lo estás haciendo mal), no te queda más remedio que seguir tu plan una y otra vez, hasta comprobar que sí funciona (o que no funciona).

Si no sigues tu plan nunca podrás comprobar nada ni llegar a ningún lado.

El valor de seguir tu propio plan es inmenso.

 

El desenlace

Tú y yo lo sabemos: El desenlace de la operación es irrelevante… pero la curiosidad te puede.

Invertir en Bolsa, valor

Se abre la de veda de comentarios, preguntas, sugerencias, dudas e incluso saludos ¡Quiero tu opinión! 

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Powered by