Invertir en Bolsa, Martingale II

No voy a perder más de un minuto en contarte cómo funciona un sistema Martingale, porque eso ya lo expliqué en su día, detallando todas sus implicaciones en la vida real:

Martingale consiste en mantener las apuestas perdedoras aumentando (doblando como mínimo) el tamaño de posición, de modo que, cuando la operación sale bien, compensa todas las pérdidas anteriores.

El problema es que se pueden acumular pérdidas flotantes monstruosas y, de hecho, cuando se llega al límite de lo soportable, sencillamente se pierde todo el dinero de la cuenta de golpe.

Basta perder (enlazar la máxima racha de pérdidas soportable) una sola vez para aniquilar por completo tu cuenta de trading. Es decir, es sólo una mera cuestión de tiempo que vacíes tu cuenta operando así.

Sin embargo… Martingale puede ser muy lucrativo.

 

Martingale es atractivo, enormemente atractivo

Si te engañas a ti mismo pensando que, mientras no vendes no pierdes, con Martingale no pierdes nunca.

¿Tú sabes lo que vende eso? Un sistema que nunca pierde es lo más atractivo que existe.

Piensa que no perder nunca significa una curva de beneficios que siempre sube. Eso es el sueño de cualquier trader.

Te voy a mostrar un gráfico:

Invertir en Bolsa, siempre se gana

Pincha en la imagen para verla en grande

Como puedes observar, este sistema ha convertido $5.000 en casi $82.000, lo que supone un rentabilidad superior al 1500% en menos de 6 meses.

Lo mejor de todo es que es el gráfico es totalmente real, de un sistema 100% real.

Como te comentaba antes, fíjate que la curva de beneficios no para de crecer. No hay retrocesos ¡Los beneficios siempre aumentan!

Es más, te estoy mostrando el gráfico de ese sistema a través de myfxbook que es una auditora mundialmente conocida y muy reputada de cuentas de Forex (del mercado de divisas). Aquí no hay trampa ni cartón. Si aparece ese gráfico es porque realmente se han logrado esas cotas. Si no, no aparecería.

Una vez verificas tu cuenta de trading en myfxbook, no se puede maquillar ni lo más mínimo. Se refleja todo lo que sucede con la cuenta de trading auditada por myfxbook.

 

¿Milagro? No, Martingale

Insisto que no hay truco. Esta cuenta de trading, mediante un elaborado sistema Martingale, ha ganado unos $77.000 a partir de $5.000 a lo largo de unas cuantas semanas.

No está mal, desde luego que no.

Y, por cierto, aunque no se muestra (he recortado la imagen en aras de la claridad) esta cuenta no es una cuenta demo, sino que es con dinero real y está doblemente verificada por myfxbook.

 

El verdadero dinero

¿Sabes dónde está el auténtico dinero en este sistema de trading?

En su venta.

No pondré el enlace, pero si quieres, puedes comprarlo ahora mismo por sólo $379.

En realidad, es un precio regalado. No sólo porque he visto sistemas de trading por precios mucho más altos (de bastante miles de dólares), sino porque, como puedes observar, lo amortizas en días o semanas (en función del tamaño de tu cuenta).

¿Te imaginas cuántos cientos o miles de personas habrán comprado este sistema?

Pongamos por caso, que sólo lo han comprado 2000 personas, cosa nada extraña, teniendo en cuenta su hipnotizante gráfica. Eso supone unos ingresos de $758.000.

Si te das cuenta, eso es muchísimo más dinero contante y sonante que el obtenido por el propio funcionamiento del sistema.

Esta es la verdadera forma de ganar dinero con un sistema Martingale: poniéndolo a funcionar y vendiéndolo (mientras funcione, claro).

 

Sin embargo

No es todo tan bonito como parece.

Precisamente, gracias a myfxbook, podemos verle las tripas al funcionamiento de este sistema Martingale. Fíjate atentamente en el gráfico:

Invertir en Bolsa, sustos intermedios

Pincha en la imagen para verla en grande

Si te fijas, verás que hay dos curvas: La roja, y la amarilla.

La roja es la que no baja nunca. Refleja única y exclusivamente las operaciones cerradas.

La amarilla, refleja los beneficios flotantes en cada instante. Esa no se deja engañar por la falacia de “si no vendo no pierdo”.

Como sabes, en un Martingale, si la operación va mal, empiezas a aumentar el tamaño de posición, hasta que se recupere.

En este sistema, puedes observar como la curva de beneficios amarilla tiene enormes retrocesos que, con un golpe de suerte se recuperan, porque el tamaño de posición es desorbitado y muy superior a lo normal, compensando todas las pérdidas anteriores.

Psicológicamente, esto es prácticamente insoportable. En el histórico de operaciones se pueden observar pérdidas flotantes de muchos miles de euros sostenidas durante varios días.

¿Qué sucede?

Que mientras no se alcance el límite tolerable de pérdidas consecutivas (mientras el tamaño de posición no aumente tanto como para que, si sale mal, se vacíe la cuenta) el saldo global siempre se recupera y sigue creciendo.

Aparentemente, este es un método infalible… si no fuera porque la peor racha siempre está por llegar y, por baja que sea su probabilidad, es cuestión de tiempo que llegue. Absolutamente siempre llega.

 

La barrera de absorción

Invertir en Bolsa, evitar el desastreComo ya te comenté con mucho detalle en mi otro artículo sobre Martingale, todo sistema que basa su éxito en “quedarse pillado” necesita una barrera de absorción. Es decir, un buen colchón de dinero sobre el que puedas encadenar pérdidas antes de darte por vencido. Cuanto más grande el colchón más probable que aguantes un tiempecito más sin arruinarte.

Así pues, si estás pensando en que, si tuvieras un sistema Martingale, irías sacando poco a poco dinero, debes tener presente que de este modo minas el poder del interés compuesto y además aumentas la probabilidad de arruinarte.

Por lo tanto, con un sistema Martingale, estás atrapado: Sólo puedes verlo crecer hasta que se autodestruye. Nunca sabes cuándo va a suceder esto, pero podría ser hoy mismo.

Si el sistema es bueno, no necesitas gestionar el capital del modo Martingale. Puedes hacerlo del modo Anti-Martingale y la curva de beneficios subirá igualmente, con la diferencia de que tendrá retrocesos, pero no se autodestruirá.

Martingale es una sucia forma de vender sistemas perdedores. Los sistemas ganadores no necesitan Martingale.

El ojo no entrenado siempre pica; pero, por fortuna, a ti esto ya no te va a pasar 😉

 

El mercado cambia, y tu sistema Martingale deja de funcionar (siempre pasa)

Este septiembre el mercado cambió de carácter y las malas rachas se convirtieron en plaga allende los mares. No tengo mucho que explicarte. Se ve perfectamente en el gráfico:

Pincha en la imagen para verla en grande

Pues sí, la mala racha llegó y, en un sólo día, la cuenta pasó de $85.000 a $1000.

¡Pierde $84.000 de golpe!

Además, como el depósito inicial había sido de $5.000, la cuenta se quedó con un -80% de rentabilidad.

 

Conclusión práctica

La auténtica manera real de ganar dinero con un sistema Martingale es vendiéndolo (pues tiene una gráfica cautivadora… hasta que se estrella, claro).

Por si no te ha quedado claro, Martingale es el demonio. Si lo ves, huye.

Ahora ya sabes reconocer sistemas Martingale: Su curva de beneficios siempre sube. Ese es el sello de garantía de que, tarde o temprano, esa cuenta acabará a cero.

Los retrocesos en una curva de beneficios legítima son inevitables, e incluso sanos. El que diga que gana siempre, miente.

Esto es así porque los mercados no son un espacio de causa-efecto, sino un entorno de probabilidades, donde haciendo las cosas bien, también puede salir mal (y no pasa nada por ello). De hecho que los mercados sean tan anti-intuitivos es lo que nos da ventaja a los que nos los tomamos en serio, porque les sacamos el dinero a los que no lo hacen.

Ver retrocesos en una curva de beneficios que tiende a subir es síntoma de calidad. No verlos huele a podrido. Escapa cuando te encuentres con este tipo de situaciones.

Espero que este artículo te haya servido para  aprender y para protegerte ante uno de los mayores peligros a los que te puedes enfrentar. Como ves, formarte vale la pena: te ahorra tiempo, dinero y, sobre todo, disgustos.

Estoy deseando ver tus comentarios a este artículo.

Por favor, difúndelo por Twitter, Facebook y Google+. Tus amigos te lo agradecerán (y yo también) 🙂

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)