Invertir en Bolsa

La segunda ley de la termodinámica

El segundo principio de la termodinámica dice que la entropía del Universo siempre aumenta.

En otras palabras, significa que no se puede hacer absolutamente nada con un rendimiento igual a 1.

Esto, dicho aún más claro, quiere decir que no existe la perfección. Es una ley natural, de la que no podemos escapar.

 

Rendimiento = 1

¿Qué sería perfecto? ¿Qué tendría un rendimiento = 1?

Perfecto sería meter un litro de gasolina en el coche y que, gracias a esta gasolina, el coche se moviese, pero el motor no se calentase, las ruedas no se desgastasen, no se perdiese energía ni siquiera en hacer el ruido del motor. Sería, exclusivamente, una transformación de gasolina en movimiento. Así, la gasolina cundiría más. Muchísimo más.

Perfecto sería que un supermercado llenase sus lineales con productos, y que se vendiese absolutamente todo al precio de salida, sin un sólo robo, devolución, producto caducado o rebaja para sacarse de encima ese lote que no da salido de tienda.

Pero esto no es así. Todos lo sabemos. Sencillamente, no se puede pretender obtener un rendimiento total.

 

Trading entrópico

Con el trading sucede lo mismo: Por más que te empeñes, es imposible, por definición, que seas capaz de comprar en el mínimo y vender en el máximo.

Te puede salir de casualidad, alguna vez, pero por mucho que refines tu habilidad, nunca lograrás aprovechar el 100% de la tendencia. En todo caso, lograrás acercarte más y más hasta los bordes.

Al principio, serás capaz de extraer un 20% de la tendencia. Luego un 30%, un 50%, un 70%, un 75%, un 80%, un 85%, un 87%, un 88%, etc; acercándote más y más a la perfección, pero sin poder lograrla nunca. Porque es imposible, por definición.

Fíjate además que, cuanto más te acercas al óptimo, más esfuerzo tienes que entregar para seguir mejorando.

En ingeniería hay un dicho que me encanta: Lo bueno es tan enemigo de lo malo como de lo óptimo. Que viene a decir que lo demasiado bueno acaba siendo malo, porque cuesta demasiado dinero, tiempo y esfuezo obtenerlo.

 

¿Por qué es imposible el rendimiento 1 en trading?

Pensemos que quieres cazar una tendencia alcista, que viene a continuación de una bajista. Es decir, la tendencia alcista empieza en un mínimo.

A su vez, esta tendencia alcista, acaba en un máximo, dando paso a una nueva tendencia bajista.

Lo planteamos así, fácil, aunque en la realidad todo se complica cuando le añades los tramos laterales.

Ya que la adivinación no existe, si tú no estás lanzando órdenes de compra al azar, para cuando te das cuenta de que el precio ha rebotado, compras, pero ya no estás en el mínimo. Tu tiempo de reacción, por pequeño que sea, nunca es cero.

Igualmente, si estás subiendo con el precio, y la tendencia se acaba, para cuando te das cuenta de que el precio está rebotando hacia abajo, y vendes, ya no estás en el máximo. Por ágil que seas, no puedes vender en el máximo.

 

Conclusión (crucial)

Depurar tu habilidad, para optimizar tu rendimiento (acercarlo lo máximo posible a 1) es una noble y muy respetable tarea. Pero, tienes que tener en cuenta dos aspectos:

1.- Cuánto más te acerques a la perfección, más te va a costar lijar cada décima en la mejora de tu rendimiento.

2.- Tu objetivo es acercarte a la perfección, pero no alcanzarla, porque sabes que es imposible.

El primer punto debes tenerlo en cuenta, para no perder más de lo que ganas por optimizar. El segundo debes tenerlo claro para no pasarte la vida buscando el Grial, en lugar de centrarte en superar el umbral de la rentabilidad, que es lo que te trae alegrías (y de paso dinero).

Ya sé que este artículo ha sido muy teórico, pero quiero que entiendas de verdad la medida de lo asequible. Espero sinceramente que te haya servido de ayuda.

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)