Bolsa renta fija variableLa duda no está en qué nos conviene más, si renta fija o variable. La duda está en cuánto debemos colocar en renta fija y cuánto en renta variable.

Al fin y al cabo, lo que uno quiere es que su dinero se rentabilice con los mínimos sobresaltos posibles ¿verdad?

Mentira.

Lo cierto es que la magnitud y la frecuencia de los sobresaltos que uno puede asumir es algo totalmente personal y  que va fuertemente reñido con la rentabilidad que podemos obtener de nuestro dinero.

Eres tú el único que puede decidir dónde está el justo compromiso entre riesgo y rentabilidad.

Yo no te puedo decir exactamente qué porcentaje de tu capital debes poner en renta fija y cuál en renta variable. Eso es algo que sólo tú puedes decubrir con el tiempo.

Dicho esto, sí que te puedo dar algunas pistas interesantes.

En este otro artículo comentábamos que, en el siglo XXI, la renta fija ya no es tan fija. Distinguir entre renta fija y variable es más una cuestión de léxico que de otra cosa.

Como sabes, a la hora de la verdad, tenemos fondos (ETF) que acceden a todo tipo de mercados y de formas muy diversas y que se mueven con soltura en el mercado continuo. A través de ellos, podemos poner nuestro dinero en renta fija y variable, justo en el grado que queramos.

Así pues ¿cuánto dinero poner en renta fija y cuánto en renta variable?

Olvida esa pregunta, olvídala cuanto antes, pues no es la pregunta correcta.

Tienes que saber que, cuando la Bolsa (renta variable) baja es porque el dinero sale de ella.

Pero ¿a dónde se va?

A otros mercados. Y estos mercados son los bonos, materias primas y divisa fundamentalmente.

Por ejemplo, si la Bolsa baja es porque probablemente el dinero estará fluyendo hacia los bonos que, con menos riesgo, muy posiblemente estén dando una rentabilidad parecida.

Hay unas cuantas relaciones entre estos mercados que nos permiten desvelar los flujos de capitales (y que por cierto, explica muy bien Javier Alfayate en su segundo libro)

Ver si el bono sube, o la materia prima sube, o si la divisa sube es algo que podemos mirar en los gráficos. (Y a nosotros esas cosas nos gustan).

Échale un ojo a estos gráficos (pincha en ellos para ampliarlos).

Bolsa:

Bolsa

Bono:

Bono

 

Materia prima:

Materia prima

 

Divisa:

Divisa

No hay más que verlos, para darse cuenta de que a la bolsa y a la materia prima les está yendo muy bien. Visto así, resulta mucho más claro dónde poner el dinero.

Así que ahora ya sabes que no se trata de cuánto dinero poner en renta variable y cuánto en renta fija. Se trata de poner el grueso de nuestro dinero en el mercado o mercados a los que se dirijan los grandes flujos de capitales.

Si te ha gustado este artículo, entonces tienes que leer estos otros:

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)