Ya sé que quieres la independencia financiera. Ya sé que quieres hacerte rico, pero también tienes que acordarte de que estás empezando.

No tiene nada de malo, como dice Juan Haro, ir a por los billetes de 500€ en lugar de ir sólo a por los de 10€. Pero, por otra parte, es fácil que nos confundamos, nos emborrachemos y caigamos en las manos equivocadas.

Por naturaleza, todos buscamos conseguir el máximo beneficio con el mínimo esfuerzo. En la búsqueda de la independencia financiera, a esto se le llama “dinero fácil”. Y es peligroso, muy peligroso.

Empezaremos por lo más importante: El dinero fácil no existe. Si así fuera, todo el mundo lo conseguiría y sabemos que esto no sucede.

El matiz que voy a detallar a continuación es importante: Cuando ya sabes sobre un tema, cuando ya has pagado el precio en tiempo, dinero y esfuerzo por aprender, entonces sí que te resultará más o menos fácil ganar dinero en ciertas situaciones concretas. Con tu conocimiento y tu entrenamiento, detectarás oportunidades y las aprovecharás. Pero, de buenas a primeras, cuando te inicias en un tema, no existe el dinero fácil.

Aún así, especialmente si está relacionado con el mundo de las finanzas e inversiones, habrá gente que te quiera convencer de lo contrario. Cuando uno es un novato la publicidad hace mucho más daño; hace mella en la mente insegura del aprendiz.

Pero ¿de verdad piensas que si alguien tuviera la fórmula del dinero fácil se dedicaría a venderla pudiendo explotarla?

Eso es como quien te intenta convencer de que harás mejores fotos con una cámara más sofisticada o que tocarás mejores canciones si te compras una guitarra más cara. Son patrañas. Pero mucha gente vive y vivirá de esas patrañas, así que no es de esperar que el señuelo del dinero fácil deje de presentarse día tras día.

Es por ello que menos es más. Concéntrate en aprender. Ganar dinero vendrá después. Alégrate con triunfos económicos irrisorios en lugar de frustrarte porque no estás ganando cientos de euros a la hora. Cada cosa a su tiempo.

Llegará el momento de aspirar a los billetes de 500€, pero de momento, céntrate en aprender y practica con billetes de 10€.

Por otra parte, la sola idea de no pasar a ganar cientos o miles de euros con poco esfuerzo de la noche a la mañana, frustra a mucha gente antes de empezar. Sin embargo, esto no tiene mucha lógica. Tan sólo son los nervios que provoca esforzarse sin ver la luz al final del túnel.

En tu vida, por haches o por bes, has pasado por procesos largos y difíciles de esfuerzo continuado. Seguramente, estos periodos de esfuerzo no hayan tenido una gran recompensa. Sin embargo, no te has planteado lo frustrante que te ha resultado pasar por un bache sin obtener grandes beneficios a cambio.

Así pues ¿por qué te complicas lamentándote por no lograr el éxito inmediato si no lo haces cuando pasas un bache? Ahora tienes algo que ganar, así que ¡persiste!

Seamos realistas, todo lleva a su tiempo. Así que date tiempo a ti mismo. Conténtate con menos y llegarás a más.

Con esto no te estoy diciendo que te conformes. Estoy diciendo que los grandes logros no son fáciles, sino no serían grandes logros. Disecciona tu gran objetivo en metas de corto alcance y alégrate de cada triunfo. No cometas el error de avanzar y frustrarte sin verlo. Las pequeñas metas son la clave de la motivación. La motivación es la gasolina para la carrera del éxito.

Piensa en grande, en el sentido de que tú puedes con todo. Menos es más, en el sentido de que logrando pequeños triunfos se llega a lo más alto.

No dejes de ganar por el mero hecho de no poder hacerlo de golpe.

¿Puedes dar un ejemplo de una situación en la que hayas vivido que menos es más? ¡Compártelo!

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)