Todo camino tiene un principio y un fin, pero esos no son más que los eventos límite. En realidad, lo que uno recuerda de un camino es su recorrido, pues supone el 95% del tiempo y del esfuerzo.

Tanto el principio como el final de una carrera de fondo tienen efectos magnéticos sobre el recorrido. Una vez dentro del esfuerzo de largo plazo, el hecho de abandonar la salida nos empuja al igual que se repelen cargas iguales entre sí, se separan violentamente pero, cuanto más lejos se encuentran menos empuje sienten.

Lo mismo sucede con la línea de meta. Conforme nos acercamos a ella, aún sintiéndonos ya sin fuerzas, ésta nos atrae como lo hacen los polos opuestos, siendo capaces incluso de entregar un sprint final.

¿Dónde se produce la mayoría de los abandonos en una carrera? En el segundo tercio, cuando ya se está muy cansado de luchar, pero todavía demasiado lejos del final.

Si el bajón de motivación a mitad de camino es lo suficientemente intenso, podemos incluso llegar a cruzar el umbral del abandono, perdiendo así todo el esfuerzo realizado hasta el momento y con ello la capacidad de triunfo. Es importante mantenerse constantemente motivados para tener posibilidades de llegar al final y obtener la recompensa.

Ya que sabemos que en el medio de una carrera somos más débiles psicológicamente que en los extremos ¿Cómo podemos aprovecharnos de esto para aumentar nuestra motivación en retos de largo alcance?

Podemos utilizar la inyección de moral que dan los extremos, añadiendo principios y finales a lo largo del recorrido. La idea es convertir un tramo largo en varios cortos, un objetivo a largo plazo en varios de menor plazo, una guerra imposible en batallas asequibles.

Muchas veces nos olvidamos de utilizar esta sencilla técnica que conocemos de siempre.

Si te sientes desmotivado porque no estás viendo resultados en tu trading o en la persecución de la libertad financiera, lo primero que tienes que hacer es escribir el objetivo final, desglosarlo en objetivos cortos e ir tomando acciones concretas cada día para alcanzar estos objetivos de corto alcance.

Ir empezando y consiguiendo nuevos objetivos es la mejor fuente de motivación duradera que existe. Divide tus retos y multiplicarás tus éxitos.

¿Opinas que la motivación es importante o secundaria a la hora de perseguir un objetivo? ¿Cuáles son tus técnicas de motivación? ¡Aporta tu idea!

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)