Bolsa invertir medio plazoSi has leído atentamente el artículo sobre la selección inicial de valores, entonces ahora ya sabes cómo hacer para descubrir en qué mercados y en qué sectores merece la pena invertir y en cuáles no.

El artículo de hoy se centra en, una vez pasada la criba de la fortaleza relativa, tratar de encontrar los diamantes en bruto.

Recuerda que ni siquiera nos plantearemos invertir en un valor si no pertenece a alguno de los mejores sectores en nuestro mercado de interés (que, por supuesto, también debe ser fuerte) o no es relativamente más fuerte que su índice de mercado.

Ahora llega la hora de pensar en comprar aquello que, además de estar arropado por la fortaleza de su mercado y de su sector, tiene potencial para subir. Esto lo haremos atendiendo, única y exclusivamente, al aspecto del gráfico semanal del valor. Por lo tanto, nos olvidamos de noticias, recomendaciones, rumores, presentaciones de resultados o balances de la empresa.

 

Las cuatro etapas de Stan Weinstein:

Según este señor, podemos encuadrar prácticamente todos los valores que nos encontremos en alguna de estas etapas y, absolutamente todos los valores pasan tarde o temprano por las diferentes fases, enlazando de nuevo la cuarta etapa con la primera.

Lo bueno de este esquema es que no puede ser más sencillo:

  1. Etapa lateral de suelo
  2. Etapa ascendente
  3. Etapa lateral de techo
  4. Etapa descendente

No hace falta ser muy listo para ver que, si este ciclo se repite constantemente, tiene sentido comprar en la etapa de suelo (etapa I) y vender en la etapa de techo (etapa III).

¿Recuerdas el concepto de la niebla en la última vela?

Lo que esta idea nos transmitía es que tú puedes consultar cómo son las últimas velas de tu gráfico, pero no puedes adivinar qué es lo que pasará a continuación y, ni siquiera eres capaz de saber exactamente si estás en una tendencia, o empezando una fase lateral; pues eso sólo se confirma a toro pasado.

Aplicando este concepto, te darás cuenta rápidamente de que sólo podemos estar relativamente seguros de estar realizando una buena compra cuando, estando en la etapa I de suelo, vemos que el precio despunta, dejando atrás la fase lateral y sumiéndose en la etapa II de subida.

Si ya estamos en una tendencia alcista consolidada (etapa II), no podemos saber si ésta va a terminar mañana mismo, por lo que no tiene sentido entrar en ese momento.

Ya tenemos otra condición para elegir un valor que pensamos que puede ser un diamante en bruto: Debe estar saliendo de su etapa I. Evidentemente, compraríamos en el punto de ruptura:

Aunque podríamos hablar de una alta probabilidad de pullback y una segunda oportunidad de entrada, por ahora vamos a quedarnos con lo esencial: Se compra cuando se rompe la lateralidad de la etapa I de suelo.

 

Compramos cuando compra la mano fuerte

¿Cómo saber si la mano fuerte es la que está comprando y levantando el precio? ¿Cómo saber si la ruptura no se debe a una noticia cualquiera que anime a miles de inversores pequeños a comprar de golpe?

Lo sabremos porque un tiburón es mucho más grande que un puñado de pececillos y, por lo tanto, es mucho más visible. Lo sabremos por el volumen.

Cuando la mano fuerte compra, compra de verdad. Así que, si el precio ha de salir disparado, lo hará respaldado por un enorme pico en el volumen, que será el rastro inconfundible de los tiburones. Fíjate en la imagen:

Bolsa compra ideal

Realmente, los tiburones no esperan al último día para comprar. Lo que hacen es ir comprando poco a poco, sin que apenas se note, durante las semanas y meses previos a la ruptura. El día en el que entramos nosotros, los tiburones simplemente están marcando el pistoletazo de salida con una compra un poco más visible.

 

La compra alternativa

¿Y si ya vamos tarde? ¿Y si nos hemos perdido la ruptura al alza del suelo? ¿Ya no podemos entrar en ese valor?

Bolsa compra en valorClaro que podemos, pero debemos esperar al momento adecuado: Se trata de esperar a que el precio y el valor vuelvan a coincidir.

En una tendencia alcista (la etapa II de la que acabamos de hablar), el precio avanza a impulsos (llamados swings), y en cada swing, siempre retrocede parte de lo andado (con lo que se llama un pullback). Estas correcciones vuelven a situar el precio en su valor, que está listo para volver a subir.

La idea es comprar cuando el precio vuelve al valor (que podemos representar por una media móvil en el gráfico semanal); No simplemente cuando el precio retrocede en sus avances, sino cuando lo hace hasta su media móvil debidamente ajustada para ese gráfico.

En este artículo tienes indicaciones para saber cuándo es de esperar que el precio rebote en su media móvil.

 

Recuerda: Compraremos en los sectores más fuertes, dentro de mercados fuertes, los valores más fuertes, que despierten de su etapa de suelo acompañados por un buen pico de volumen. Si no es posible, entraremos después en las aproximaciones del precio a su media móvil ajustada.


Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)