Los indicadores técnicos se pueden dividir en dos grandes familias: Los osciladores y los seguidores de tendencias. Hay una tercera familia, que realmente engloba a todos los que no se pueden meter en ninguna de las dos anteriores.

En realidad, no importa demasiado qué indicadores uses tú. En el fondo, todos son muy parecidos y lo único que hacen es fijarse en el precio y en el volumen para dibujar una curva que permite ver más fácilmente cierta información que ya teníamos delante.

No obstante, hay una cosa que sí es bueno tener en cuenta a la hora de utilizar una serie de indicadores: Que los osciladores y los sigue-tendencias tienen sus puntos fuertes y sus flaquezas. Por ello, hay que usar cada uno para lo que es y, sobre todo, disponer al menos de uno de cada tipo.

Entre los osciladores se encuentran el estocástico, RSI o force index (“índice de fuerza”). Ejemplos de seguidores de tendencias son MACD y las medias móviles.

No hay que ser muy listos para deducir que los seguidores de tendencias funcionan bien durante tendencias consolidadas. Sirven para señalar que una tendencia está en curso y que uno puede unirse a ella. Se trata de indicadores con inercia, por lo que tienden a disimular y compensar los cambios. Esto es bueno para ver claramente hacia dónde está yendo un precio en líneas generales. Lo malo es que, si hay un cambio de tendencia, estos indicadores son los últimos en enterarse. También sirven para darse cuenta de cuándo el precio y el valor coinciden o cuándo hay mucha diferencia entre ellos y se avecina una correción del precio hacia el valor.

Por otra parte, los osciladores son indicadores nerviosos que están constantemente pasando de un lado al otro de una línea de referencia. Son los primeros en avisar de los cambios de tendencia y de cualquier punto de inflexión en el precio. Su punto flaco es que su caracter histérico les lleva a provocar falsas alarmas constantemente, recomendando comprar o vender cuando no tiene el menor sentido. Claro que para ponerle sentido al asunto ya estamos nosotros ¿verdad?

Dos buenos osciladores que te podrían interesar son el estocástico y force index. Son parecidos, pero no son iguales. Uno es mucho más suave que otro.

El estocástico nos sirve para apreciar fácilmente los momentos de sobrecompra o sobreventa. También podríamos verlo sin complicaciones fijándonos en cómo se mueve el precio entre los límites del canal, pero preferimos tener la confirmación visual del estocástico.

Por otra parte, force index es mucho más sensible y nos da señales muy precisas de cuando entrar y, como incorpora el volumen en sus entrañas, marca muy bien los momentos de euforia del mercado. Además, es ideal para señalar divergencias.

Una buena combinación de indicadores suele ser un seguidor de tendencias y un oscilador. Por supuesto, se puede tener más de un indicador de cada tipo, aunque es preferible tener poco y conocerlo bien, que tener mucho y confundirse por exceso de información.

Todos los indicadores son fórmulas matemáticas con ciertos coeficientes. Estos coeficientes, normalmente, se pueden variar. En algunos indicadores muy robustos, como MACD, la variación de los parámetros no altera demasiado el carácter del indicador y seguirá dando, más o menos, las mismas señales. Pero hay otros indicadores en los que variar  algún coeficiente realmente marca la diferencia, como pueda ser en el RSI, por ejemplo.

Los indicadores deben ser calibrados siempre, para todos y cada uno de los gráficos que pasen por nuestras manos. No hay números mágicos ni configuraciones que duren para siempre. Igual que el precio cambia con el valor, el marco temporal y el paso de los días  los indicadores deben ser ajustados igualmente.

En resumen, es bueno utilizar los osciladores para cazar los cambios desde el principio (y así entrar a tiempo) y los sigue-tendencias para saber cuándo ha llegado la hora de retirarse, no hay que volverse loco con su configuración, aunque hay que calibrarlos siempre y es bueno acordarse de tener de ambos tipos de indicadores.

¿Cuáles son tus indicadores preferidos? ¿Cómo los utilizas? Si tienes un indicador estrella estamos deseando conocerlo ¡Coméntanos cuál es tu selección de indicadores!

Seguramente también te interese leer:

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)