La independencia financiera se puede definir como el estado que se alcanza cuando los ingresos que generan mis activos me permiten pagar mis gastos. Dicho de otro modo, me gano la vida sin necesidad de trabajar.

¿Cómo se consigue esto?

La clave está en coleccionar activos.

Los activos son aquellas cosas que ponen dinero en nuestro bolsillo. A ese dinero se le llama ingresos pasivos, pues se han conseguido sin hacer nada. Por ejemplo, la gallina de los huevos de oro es un activo, porque nos genera riqueza sin hacer nada. El único esfuerzo que hay que hacer es el de conseguir esa gallina en un primer momento.

Fíjate que no es lo mismo trabajar para conseguir dinero que trabajar para conseguir activos (que a su vez nos conseguirán dinero). La gran diferencia estriba en que si yo trabajo para conseguir dinero este mes obtendré dinero sólo este mes. En cambio, si yo trabajo para conseguir activos, estos activos me conseguirán dinero este mes, y el siguiente, y así sucesivamente.

¿Qué prefieres? ¿Que te dé 1000€ ahora o que te dé una gallina que pone un huevo de 20€ cada mes?

No hay color. Te lo puedo asegurar, no hay color. Prefieres la gallina, y te diré por qué:

En primer lugar, porque si algún día se tuercen las cosas y no tienes para comer, sabes que tu gallina fiel te dará sus humildes 20€ cada mes. Recordarás con amargura que los 1000€ que te di en su día te los gastaste en una tele de plasma.

En segundo lugar, porque la psicología humana nos lleva a igualar nuestro tren de vida con nuestros ingresos mensuales. No importa cuanto ganes, te lo gastarás sin enterarte y no te sobrará para ahorrar.

En tercer lugar, porque a los 50 meses (4 años) habrás ganado ya 1000€ con la gallina y te quedará aún toda la vida por delante para recoger huevos de 20€.

Se ve claro entonces que, para conseguir la independencia financiera, lo que tenemos que hacer es trabajar cada mes para coleccionar gallinas que pongan huevos de 20€ en lugar de trabajar cada mes por 1000€. Lo primero nos hará más y más ricos por cada gallina que consigamos, lo segundo simplemente nos permitirá llegar justos a fin de mes.

Si te ha gustado este artículo, también lo harán:

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)