Gaps de sprint final:

Los gaps de sprint final reciben este nombre por ser como el último esfuerzo de un atleta antes de cruzar la meta. La tendencia se acelera, abriendo un hueco, justo antes de terminar. Tras el gap, la tendencia se frena y vira con brusquedad, normalmente cerrando el gap.

Sabiendo que estos huecos suelen cerrarse, tras detectar un gap de sprint final, lo adecuado es entrar contra tendencia, poniendo un stop cercano al precio más extremo que se haya alcanzado a favor de tendencia después del gap.

Al virar, el precio marcará nuevos records cada día, deshaciendo la tendencia. Mientras esto siga así, vale la pena mantenerse dentro de la operación. El día que el movimiento que ha cerrado el gap titubee habrá llegado el momento de salir.

Si discrepas, si no entiendes algo, si estás de acuerdo, si tienes una idea, si te enfrentas a un problema ¡añade tu comentario!

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)