Bolsa control riesgoLa gestión de capital es esa parte de nuestro sistema de trading que nos dice cuánto arriesgar en la próxima operación.

De este cálculo del riesgo, se deduce el cálculo del tamaño de la posición, que es cuántas acciones compraremos (o venderemos corto).

Llamamos riesgo a esa parte de nuestro capital invertido que podemos llegar a perder si todo sale mal en un momento dado. Fundamentalmente, y comisiones aparte, el riesgo es la distancia entre el precio y el stop loss en cada una de nuestras posiciones abiertas.

Dicho con otras palabras, cuando abrimos una posición:

Riesgo = | entrada – stop loss | · nº acciones + gastos

Realmente, como lo que queremos es no arriesgar nunca demasiado dinero como para quedarnos fuera de combate por una racha de pérdidas (que, por cierto, siempre aparecen), nuestra misión es averiguar el riesgo y luego calcular cuántas acciones podemos mover para no sobrepasar ese riesgo.

Lo que no nos podemos permitir es dejar al azar es cuánto dinero vamos a arriesgar, porque si así lo hacemos, perderemos siempre más de lo razonable.

Fíjate de nuevo en la ecuación de antes:

Riesgo = | entrada – stop loss | · nº acciones + gastos

La entrada y el stop loss, los deducimos del gráfico, pensando siempre en criterios geométricos (nunca económicos).  Son, por así decirlo, datos fijos, constantes; no podemos jugar con ellos para ajustar el riesgo.

Por otra parte, los gastos, que son las comisiones de entrada y de salida, los deslizamientos al ejecutar las órdenes, las comisiones de custodia, incluso la financiación (si trabajamos con CFD), vienen asociados al broker que utilicemos. Si bien es importante operar con un broker lo más barato posible, los gastos no son un número con el que podamos jugar para controlar el riesgo que queremos correr.

Realmente, con el único parámetro con el que podemos variar el riesgo es con el tamaño de nuestra posición (numero de acciones a comprar o vender corto).

Por lo tanto, lo que siempre vamos a hacer es establecer nuestro riesgo, según el método más conveniente para nosotros, y teniendo claro ese valor, deduciremos cuántas acciones negociar.

Veámoslo en un ejemplo:

Si tenemos una cuenta de trading de 10.000€ y, queremos comprar Endesa a 23€, con stop loss en 21.50€, asumiendo unas comisiones globales de 25€ por la operación ¿Cuántas acciones comprar?

  • Cuenta = 10.000€
  • Entrada = 23€
  • Stop loss = 21.50€
  • Gastos = 25€

Si utilizamos el método del riesgo fijo al 2%, entonces nuestro Riesgo es:

Riesgo = 2% · 10.000€ = 200€

Por lo que, el número de acciones a comprar:

nº acciones = (Riesgo – gastos) / | entrada – stop loss |

nº acciones = (200 – 25) / | 23 – 21.50 | = 116 acciones

De este modo, comprando 116 acciones, si se dispara el stop loss, perderemos sólo 200€ y nuestra cuenta no quedará seriamente dañada. Así pues, estaremos controlando el riesgo.

Si, en lugar del método de riesgo fijo, utilzásemos el método incremental, o el método de la fracción óptima, tendríamos cualquier otro valor para el riesgo (por ejemplo, 2.2% o 3.1%), pero el cálculo sería exactamente el mismo.

Recuerda: Es vital para sobrevivir como trader mantener controlado el riesgo. Para ello, mide bien cuántas acciones negociar en función del riesgo que te corresponda correr.

No olvides profundizar en los métodos de gestón de capital (para deducir tu riesgo más adecuado) ni tampoco cómo gestionar el riesgo cuando diversificas. Tampoco pierdas de vista el peligro de arriesgar demasiado.


Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)