Invertir en Bolsa

 

O cómo gané un concurso de trading con una cartera aleatoria

Pues sí, amigo. Por increíble que parezca, he ganado el concurso de trading organizado por xtb:

Y es más, lo he ganado por goleada. He duplicado el capital (de 20.000€ a 40.884€), mientras que el segundo ha ganado casi tres veces menos que yo y el tercero unas diez veces menos que yo:

Ranking de Bolsa

Si recuerdas (o lees mi artículo inicial) mi cartera era completamente aleatoria: Activos aleatorios con posición (larga/corta) aleatoria.

 

¿Cómo es posible?

Es posible, porque en trading hay que tener en cuenta muchas más cosas que la entrada.

Pero es que, además, utilizar entradas aleatorias es una forma como otra cualquiera de lograr no entrar mal por norma general.

Entrar por impulso es entrar mal. Entrar atendiendo a una noticia es entrar mal. Entrar por recomendación es entrar mal. Entrar porque el precio está subiendo como la espuma es entrar mal. Entrar porque no-puedo-dejar-escapar-esta-oportunidad es entrar mal.

Así pues, entrar aleatoriamente, puede ser entrar bien, puede ser entrar regular o puede ser entrar mal; por lo que, en promedio, es no entrar mal. Y esto ya es entrar mejor que la inmensa mayoría de la gente que se lanza al mercado.

Por otra parte, la entrada determina relativamente poco el resultado de tu operación. La salida determina mucho más.

Aún así, ganar el concurso sacándole tantísima ventaja al resto de los participantes tiene su parte de extraordinario.

 

¿Qué ha sido suerte y qué no ha sido suerte?

 

Que no haya fulminado mi cuenta ha sido pura suerte

Utilicé una gestión del capital demasiado agresiva.

Salió bien, pero podía salir mal, pues no estaba en condiciones de aguantar una racha negativa normalita sin reventar la cuenta. La gestión que utilicé no es sostenible (ni rentable) a largo plazo.

Vale para un concurso en el que te lo juegas a todo o nada.

Salió “todo“, pero podía haber salido “nada.

 

Que haya ganado el concurso ha sido suerte

Podía haber quedado segundo o tercero perfectamente, lo que pasa es que mis adversarios han sido menos arriesgados que yo.

Lo que sí sabía es que, si no fulminaba mi cuenta, quedaría entre los primeros. Y de hecho, gané.

 

Que haya ganado dinero no ha sido suerte

Esto sí que ha sido habilidad.

Pero no te pienses que he recurrido a técnicas secretas híper-avanzadas. He utilizado lo que explico cada día aquí, en Novatos Trading Club.

Pero que mi técnica sea sencilla no quiere decir que sea mala (que es algo que al principiante suele costarle mucho entender, porque tiende a pensar que para ganar en Bolsa hay que saber algún secreto).

 

¿Los demás concursantes son unos paquetes?

No lo creo.

De hecho, conozco a algunos de ellos y me consta firmemente que no lo son.

Lo que sucede es que, o no se han esforzado por ganar el concurso, o no han jugado con las reglas adecuadas:

El concurso no se gana de la misma forma que se gestiona una cuenta real. En un concurso sólo puedes aspirar a ganar con una gestión de capital histérica, que te llevaría a aniquilar cuentas si operases normalmente de ese modo.

Seguramente algunos de los participantes hayan operado con normalidad, y por eso han tenido resultados normales.

Un ejemplo es El rincón del inversor, que fue segundo la mayoría del tiempo, operando bien desde el principio hasta el final y manteniendo sus buenos resultados.

Acabó con un muy buen segundo puesto, seguramente mucho más elaborado que mi propio primer puesto.

Otro ejemplo, atendiendo a su evolución, es Forexperiences que ha operado normal (un poco salvaje, pero no tanto como yo) casi todo el tiempo, teniendo buenos resultados.

Cuando cerca del final vio que, o hacía el animal con el riesgo, o no me alcanzaría, hizo el animal. Pero no le salió bien (por mera mala suerte). Y así pasó de ser un consistente tercer/cuarto puesto a lo largo de todo el concurso, a finalmente un octavo puesto, que podía haber sido décimo… o primero.

 

La técnica que ha llevado al mono a la victoria

Ya sabes que el primer día yo abrí todas las posiciones que pude hasta agotar el margen de apalancamiento del broker (¡Niños, no hagáis esto en casa!)

Los activos eran escogidos básicamente al azar. Cogí un poco de cada de lo que vi que ofrecía el broker xtb: Algunos índices, pares de divisas, materias primas y un bono genérico. Todo esto sin ni siquiera mirar el gráfico.

La posición era 100% al azar. Dejé que un número aleatorio me dijera si me iba a poner largo o corto.

Y ahora, prepárate, porque te voy a deslumbrar con mi técnica:

En cada posición abierta, me fui al gráfico semanal y puse un stop loss y un objetivo.

El objetivo lo ponía un poco por encima del próximo soporte relevante (si iba corto) o un poco por debajo de la próxima resistencia relevante (si iba largo). El stop loss lo ponía un poco por encima de la próxima resistencia relevante (si iba corto) o un poco por debajo del próximo soporte relevante (si iba largo.

Aunque, no tenía mucha capacidad de maniobra, pues el punto de entrada no lo decidía yo, procuraba que la relación Beneficio/Riesgo fuera mayor que uno, y preferiblemente acercándose a dos o más, en la medida de lo posible.

Ya está. Fin de mi técnica.

Nada más abrir las posiciones había perdido cerca del 10% de mi cuenta y a los pocos días, la pérdida ya llegaba hasta el 25% del total.

Sinceramente, en este punto, creí que la cuenta no me duraría ni un par de días más.

Creo recordar que incluso llegé a tener una pérdida flotante del 40% en el peor momento.

A partir de ahí, las posiciones en las que la entrada aleatoria no había acertado empezaron a tocar sus stop loss y a cerrarse con pérdidas, lo que cortó la sangría.

Fueron quedando activas sólo las posiciones que me estaban haciendo ganar dinero o las que, aunque habían empezado mal, sólo se habían movido en contra por ruido de mercado, pero sin llegar a cruzar soporte o resistencia relevante.

Me conecté a la plataforma dos o tres veces a lo largo del periodo del concurso para gestionar mis posiciones. En un par de casos, pude ceñir el stop loss para los precios que habían avanzado significativamente a mi favor dejando algún punto defensivo tras él.

Y ya está, dejando correr las mejores posiciones, sumado a algunos objetivos de beneficios que saltaron, las ganancias empezaron a consolidarse. Así, hasta que terminó el plazo del concurso (el 19 de diciembre).

 

Esto no es ejemplo de nada 

Ni que decir tiene que no se te ocurra replicar esta estrategia, porque puedes ganar concursos, pero no es para ganar dinero.

Si vamos en serio, y queremos hacerlo bien, hay que cambiar algo (y no es lo que piensas):

Podemos dejar al mono en paz con sus entradas aleatorias. No es óptimo, pero no está mal. Como has visto, se puede ganar sobradamente al mercado con entradas aleatorias.

Lo que hay que cambiar es el control del riesgo y la gestión de capital:

Para 20.000€ y este número de posiciones (12 simultáneas), tendría que haber operado, como mucho, a ojo de buen cubero, con la vigésima parte del tamaño de posición empleado.

Esto me habría llevado a lograr una rentabilidad de alrededor del 5% (¡que no está nada mal para ser en mes y medio escaso sobre el total de la cuenta!)

Arriesgo veinte veces menos, gano veinte veces menos, pero es la diferencia entre poder aguantar una gran mala racha o no.

Ten en cuenta que, si no limito duramente el riesgo, cuando llegue esa mala racha que no puedo aguantar (llega tarde o temprano), simplemente perderé todo mi dinero y dejaré de ser trader, por las malas. Ese no es un modo inteligente de operar.

Recuerda: La prioridad es sobrevivir y, a partir de ahí, hacer crecer la cuenta.

 

Las lecciones del mono

Esencialmente, son dos:

Se puede ganar dinero con entradas aleatorias o, dicho de otro modo, la entrada por sí sola importa bastante poco a la hora de decidir  si estás operando bien o no. Importa mucho más no hacerlas mal que querer hacerlas perfectas, descuidando cualquier otro aspecto clave.

Ganar concursos de trading y hacer crecer tu dinero no se logra del mismo modo. El control del riesgo es el elemento diferenciador y más te vale ser un paranoico minimizador de riesgos si lo que pretendes es sobrevivir el tiempo suficiente en los mercados como para aprender a sacar dinero de ellos.

Si repitiera esta técnica en infinitos concursos similares quedaría de último muchas más veces que de primero. Ten esto claro.

Podría haber utilizado el hecho de haber ganado el concurso de trading para presumir y alardear; pero, en mi opinión, eso no te aporta ningún valor. Prefiero revelarte que, como siempre, no hay magia. Y que hacer las cosas bien es algo que está a tu alcance.

Por ello, si este artículo te ha aportado valor, te pido que lo retuitees y lo difundas en Facebook y Google+ pinchando en los botones bajo estas líneas. Además, me gustaría que también dejes un comentario con tus opiniones y preguntas 🙂

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)