Actualizado: 4 de diciembre de 2017

tendencia trading bolsa

Si quieres ganar dinero en la Bolsa, antes de ponerte a hacer trading de tendencias tienes que distinguir bien qué tipos hay, conocer sus personalidades y saber cuál es la forma correcta de abordar cada una.

No todas las tendencias son iguales y tendrás que aplicar un estilo de trading distinto en función de lo que tengas entre manos.

Esto que te voy a contar vale para todos los mercados del mundo, todos los productos y todos los marcos temporales.

Vale siempre y es útil que siempre lo tengas en cuenta.

¡Vamos allá!

 

Tendencia sana

Una tendencia muestra el avance de un precio. En los mercados reales, el precio oscila constantemente. Así que una tendencia auténtica de verdad siempre tendrá oscilaciones. Dicho con términos más técnicos, los swings no estropean la perfección de las tendencias, sino que contribuyen a conformarlas.

Una tendencia sana se reconoce porque tiene pullbacks (correcciones) a intervalos más o menos regulares y de tamaños relativamente (sólo relativamente) iguales.

La tendencia sana ideal es la que permite trazar una recta perfecta como directriz de tendencia. Eso quiere decir que la evolución del precio respecto al valor es lineal (a pesar de sus excesos y correcciones). De este modo, puede sostenerse en el tiempo, pues el mercado está reflejando bastante bien la evolución del valor de esa empresa (o del activo que sea). Dicho con otras palabras, el mercado está siendo bastante eficiente.

tendencia alcista sana

 

Trading de una tendencia sana

Una tendencia sana queremos operarla principalmente a favor de tendencia (ya sea alcista o bajista), entrando en el valor. Y aquí tienes dos opciones (que dependerán de factores de contexto de los que no toca hablar aquí):

1.- O bien te sales en cuanto te alejas mucho del valor y tu situación se vuelve inestable: Por ejemplo, cómo explico aquí, en cómo comprar y vender con el canal envolvente, o parecido, como enseño en este artículo sobre cómo hacer trading con bandas de Bollinger.

2.- O, si tienes el entorno de fondo adecuado, te armas de paciencia y te preparas para aguantar en la tendencia hasta el final contra viento y marea. Hace falta estómago para esto, pero si tienes claro cuándo hacerlo, obviamente compensa mucho; porque como te he dicho, las tendencias sanas tienen duración extra.

Nota: No está prohibido operar contra tendencia cuando ésta es sana, pero compensa más hacerlo en caso de tendencia parabólica, que veremos más abajo.

 

Tendencia alcista

No te voy a dar la definición básica de tendencia alcista. No está aquí puesta por eso.

(Bueno sí, venga, te la doy: Una tendencia alcista es una secuencia de máximos y mínimos crecientes).

Mi objetivo en realidad es diferenciarla por su personalidad:

Está claro que una tendencia alcista, además de alcista, puede ser sana, o parabólica, estar fuerte, o estar fatigada, estar empezando o terminando, etc.

Sin embargo, las tendencias alcistas tienen un par de características personales que las diferencian:

1.- Gastan mucha energía en amagar y engañar.

El precio suele avanzar lentamente, con muchos retrocesos. Además estos retrocesos son muy variados (grandes y pequeños, rápidos y lentos, en los sitios en los que te los esperarías y también en los que no).

El motivo es que la inmensa mayoría de los participantes sólo saben comprar, no saben ponerse cortos. Así que, si la gran masa está del lado largo (alcista), hay que esmerarse en romperle la moral.

2.- Pueden esconder una inmensa reserva de gasolina para durar y durar, más allá de lo que cualquiera pueda imaginar (y sobre todo, aguantar mentalmente).

Especialmente en los mercados de acciones, donde lo que está cotizando es el esfuerzo de (muchísima) gente que se levanta cada mañana para ir a trabajar y aportar valor a su empresa, lo normal es que la empresa, efectivamente, gane valor. El precio simplemente reflejará este aumento de valor en forma de un precio que sube.

Es decir, es perfectamente lógico y posible que algunas empresas muestren un precio de fondo creciente con el paso de los años. Si su gente lo hace bien, en realidad no debería ser de otro modo.

amagos en tendencia

 

Trading de una tendencia alcista

A favor de corriente y con paciencia. Esta es la mejor forma de aprovecharlas bien.

El trading de una tendencia alcista debe ser más paciente y permisivo que el de una bajista; especialmente cuando operes a favor de tendencia (que en el caso de las tendencias alcistas es lo único que recomiendo, salvo una excepción que vamos a ver un poco mas abajo).

Como tiene muchos engaños y amagos para dejar fuera a quién no tenga muy claro lo que quiere, te hace falta dejar más espacio con el stop loss (tanto inicial como de persecución) y ser más permisivo en tu plan de trading.

Según las condiciones de contexto, incluso te puede llegar a interesar no poner objetivo y salir únicamente por trailing stop loss.

 

Tendencia bajista

Aparte de la definición de secuencia de máximos y mínimos menguantes; sus rasgos distintivos son los opuestos a los de su hermanastra, la tendencia alcista:

1.- Las tendencias bajistas se andan con pocas bromas. El precio no suele amagar mucho a la baja: Se desploma y punto.

Si los tiburones necesitan deshacerse de los pececillos, se los sacuden a base de quiebros rápidos y brutales. Al estilo “puñetazo en la cara”. (En las alcistas, hace falta mucha más mano izquierda).

2.- El pánico no dura. Las tendencias bajistas se acaban pronto.

No quiere decir que el precio no pueda bajar mucho. Puede; pero si lo hace, lo hace rápido.

En comparación, un avance del precio (corto o largo, en tiempo o en dinero) duraría la mitad si fuese hacia abajo que hacia arriba.

 

Trading de una tendencia bajista

Disfrútala. Porque lo bueno, si breve, dos veces bueno.

Y las tendencias bajistas suelen ser breves. Poco tiempo de exposición, muchos beneficios.

No debes admitir mucho titubeo del precio cuando estés metido en operaciones de tendencias bajistas.

Puedes operar tranquilamente a favor de tendencia como contra corriente. Ambas son excelentes alternativas. Aunque, ojo, tienes que ser muy preciso con tus entradas; especialmente cuando vas a favor de tendencia bajista.

Pero, tanto si vas comprado (largo) como vendido (corto), tienes que ir a tiro fijo y con una orden objetivo de beneficios muy clara.

Aquí no puedes admitir grandes retrocesos y dejar las ganancias correr… porque no corren. Si intentas hacer eso, la mayoría de las veces te encontrarás con que has devuelto al mercado tus maravillosos beneficios flotantes.

 

Tendencia fatigada

Cuando los swings pierden capacidad de avance (en el sentido dominante de la tendencia) o cuando se alargan mucho en el tiempo (el precio remolonea sin mostrar avance real) la tendencia muestra signos de debilidad.

La mayoría de las veces, las tendencias se fatigan antes de agotarse y convertirse en una tendencia de signo opuesto, en un suelo, o en un techo. Por eso, si ves estos síntomas, cuidado: es probable que la tendencia no dure mucho más.

Por supuesto, el mercado es un entorno de probabilidades: Ni todas las tendencias se debilitan antes de agotarse ni todas las debilidades de las tendencias las terminan matando (algunas tendencias recuperan su brío perdido y reanudan la marcha).

 

Trading de una tendencia fatigada

De nuevo, teóricamente tienes dos opciones. Pero, basándome en mi experiencia personal, yo aquí recomiendo sólo una:

1.- La que no recomiendo: Como la tendencia no tiene fuerza ahora mismo, en la práctica estás en un pseudo-mercado-lateral. Así que te bajas un par de marcos temporales y te encontrarás un rectángulo muy majo y amplio en el que operar entre soporte y resistencia.

En la práctica no lo recomiendo porque uno se maneja bien en su marco temporal por muchas más razones de las que se es consciente (como por ejemplo, que el horario te va bien y estás más centrado).

2.- Te metes las manitas en los bolsillitos y te vas a buscar un gráfico que sí te dé juego.

Esta es mi opción recomendada. En serio: concéntrate en hacer lo que mejor sabes hacer. Compensa.

tendencia alcista fatigada

 

Tendencia parabólica

La tendencia parabólica es la tendencia enferma por definición. Aunque durante un tiempo porta el virus pero no daña al organismo.

Adivínalo: Se llaman parabólicas porque tienen forma de parábola.

A diferencia de las tendencias sanas, el precio avanza cada vez más rápido. Y esto no es porque el valor aumente o disminuya cada vez más rápido (eso nunca pasa de forma sostenida en el mundo real). Lo que significa un gráfico que avanza de forma parabólica es que el precio se está desconectando más y más de la realidad; y ya sea la euforia (en las subidas) o el pánico (en las caídas), el precio que se está moviendo en el mercado ha perdido toda lógica. Tarde o temprano alguien se dará cuenta y el río volverá por su cauce.

Un ejemplo de tendencia parabólica es el de una burbuja.

Nota: Tendencia parabólica alcista no implica burbuja; aunque casi siempre una burbuja se refleja como una tendencia parabólica alcista en el gráfico.

tendencia parabolica bajista

 

Trading de una tendencia parabólica

Aquí hay que tener clarísimo que se operan totalmente distinto las tendencias parabólicas alcistas que las parabólicas bajistas. También sucede en los demás tipos de tendencias, pero en las parabólicas este hecho se extrema.

Es más, esto importa tanto que te puedo decir que, de todas las tendencias posibles del mundo, directamente las tendencias parabólicas bajistas son mis preferidas absolutas y las parabólicas alcistas mis menos preferidas absolutas.

a.1.- Las tendencias alcistas parabólicas no deben ser operadas a favor de tendencia. No entres (compres) en las correcciones, porque éstas no estarán llegando al valor. Estarías comprando con una tensión precio-valor (que tira del precio hacia abajo) enorme. No compensa el riesgo. La tasa de aciertos es bajísima. No salen las cuentas. (En este artículo explico cómo mejorar tu tasa de aciertos).

a.2.- Si vas a operar una burbuja (por supuesto, cuando la tendencia alcista ya es parabólica y resulta obvio a la vista que se trata de una burbuja) entonces hazlo a la contra, poniéndote corto.

Esta es una de las operaciones más arriesgadas que hay y no la recomiendo para casi nadie. Tienes que tenerla clarísima y aún así has de tener mucho cuidado:

Tienes que saber dejar que el precio se estrelle lo suficiente contra resistencia relevante, para evitar vender un misil que sube. Y, por supuesto, tienes que saber entrar en la vela exacta, poniendo tanto el stop loss como el objetivo en el punto exacto. Not easy.

b.1.- Las tendencias bajistas parabólicas son válidas para ser operadas a favor de tendencia. Sí, incluso pese a la tensión precio-valor (aunque tampoco te pases), porque el pánico es menos comedido y mucho más irracional que la euforia; y además hay menos engaños del precio en el sitio en el que necesitas entrar en este tipo de operaciones.

Las tendencias bajistas parabólicas duran poquísimo en comparación con las tendencias parabólicas alcistas (¿te suena?). Pero, claro, es que en una vela o dos puedes tener un beneficio estupendo.

De nuevo, es una operación a favor de tendencia, pero ya fuera de precio, así que el riesgo es más alto de lo habitual. Sé ultra-selectivo con estas operaciones (si es que te atreves a hacerlas). No dispares por disparar, porque si no te vas a desangrar a base de pequeños cortes. Una cosa es que sepas que puedes hacerlas y otra que sólo pienses en esta modalidad. Resérvatela para ocasiones especiales.

b.2.- Sin embargo, donde tienes la oportunidad de oro con las tendencias parabólicas bajistas es en las apuestas contra tendencia. Es decir, cuando compras la histeria de la crisis.

Por supuesto, aplican las mismas reglas de siempre:

Esto se mueve muy violentamente, así que lo primero es dejar que el precio se estrelle bien estrellado contra soporte para evitar comprar un cuchillo que cae. Lo bueno es que este choque del precio contra el soporte suele ser muy vistoso y fácil de identificar.

Este tipo de operación es muy rentable y se le ve venir claramente. Pero una vez la tienes en el punto de mira, hay que entrar en la vela exacta y de la forma precisa.

Aquí no hay casi nada de margen para errores. Un pequeño retraso o una leve precipitación te costarán la operación. Tienes que ser muy fino. (Pero se puede lograr, perfectamente además).

Esta vez he decidido comentar un poco la jugada con un vídeo hecho a propósito, a modo de repaso visual de lo que hemos comentado.

 

Vídeo complementario

¡Te espero en los comentarios!

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)