Las medias móviles son indicadores del tipo “seguidor de tendencias”. Esto hace que sean excelentes ayudantes para saber cuándo apostar por las subidas o por las bajadas.

Sin embargo, las medias móviles tienen un enemigo mortal: Los mercados laterales.Cuando no hay una tendencia definida (cosa que ocurre la mayoría del tiempo en los mercados), las medias móviles se vuelven completamente inútiles. Aunque esto quizás sea quedarse corto.

Realmente, para el trader que sigue los consejos de una media móvil, durante los mercados laterales, ésta no sólo se vuelve inútil, sino que además se convierte en un estorbo, pues no para de emitir falsas señales de compra y venta, haciendo perder al trader mucho dinero en comisiones de operaciones que no llevan más que a pérdidas.

Observa en este gráfico como la media da señales limpias de compra y venta en tendencias y se vuelve loca cuando el precio oscila sin rumbo, emitiendo numerosas señales falsas:


Como ya hemos visto en este artículo, no es posible afirmar que en el presente estemos en una tendencia o en una fase lateral, pues sólo en el futuro, volviendo la vista a atrás, podremos confirmar o rechazar esa idea. Hoy mismo puede estar cambiando la tendencia, pero sólo podremos saberlo con el tiempo.

Así pues, los mercados laterales no sólo no se pueden predecir, sino que tampoco es posible determinar su vigencia con seguridad.

Esto implica que nunca podremos saber si la señal de compra o venta que nos lanza una media móvil al cambiar su pendiente es una señal buena o mala.
 

¿Como solucionamos este grave problema?

Tenemos cuatro maneras fundamentales de resolverlo:

1.- No lo solucionamos en absoluto, y diseñamos un sistema en el que sólo aceptemos operaciones con una elevada relación Beneficio/Riesgo; de forma que las ganancias sean mucho mayores que las pérdidas. De este modo, podremos permitirnos sufrir algunas series de falsas señales sin destrozar nuestra cuenta de trading.

2.- Restarle credibilidad a las señales de las medias móviles en las proximidades de soportes y resistencias relevantes.

Si un soporte o resistencia no es cruzado con decisión, entonces lo más probable es que se produzca un viraje, con su correspondiente tramo lateral. En ocasiones, aunque el precio no rebote, sí se frena durante un tiempo antes de cruzar el soporte o resistencia.

3.- Utilizar algún indicador detector de tendencia, como el ADX, para anular las señales de la media móvil cuando el detector de tendencia avise de fases laterales.

Este indicador, el ADX, es un oscilador que indica la firmeza de una tendencia. Valores crecientes entre 20 y 60 indican tendencia (tanto alcista como bajista). Así pues, si el ADX no señala tendencia ¿para qué seguir las indicaciones de la media móvil?


4.- Si ya estamos en una fase lateral desde hace algún tiempo, podemos enmarcarla en un rectángulo y entrar en la tendencia cuando este réctángulo sea traspasado. Después, saldremos cuando la media nos lo indique:


Por supuesto, es posible combinar todas estas soluciones para minimizar el daño producido por una media móvil en fase lateral.

Sin duda, existen infinidad de maneras de mejorar el comportamiento de un sistema seguidor de tendencias durante las fases del mercado en las que la tendencia brilla por su ausencia ¿Cómo te las arreglas tú para detectar estas fases laterales?

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)