Invertir en BolsaFrecuentemente me encuentro con gente que quiere empezar enBolsa, pero que se eterniza en la fase de preparación y de estudio.

Esto es un síntoma claro de querer acertar a la primera; pero lo cierto es que esto es imposible.

Cuando uno tarda demasiado en lanzarse a operar, es que tiene miedo. Miedo a perder, y por lo tanto, miedo a empezar.

Desde luego, hay mucha gente que comete el error contrario: Pensar que se va a comer el mundo, y lanzarse a la piscina sin agua. De hecho, este es el enfoque (erróneo) más habitual. El resultado suele ser un buen batacazo financiero. Pero, si el arriesgado protagonista aprende la lección y vuelve a intentarlo con pies de plomo, bienvenido sea.

Sin embargo, el que se queda eternamente mirando los toros desde la barrera, tiene un problema más serio: No avanza, porque no pasa a la acción.

 

Hasta que no empiezas a practicar no empiezas realmente

A operar en Bolsa no es algo que puedas aprender estudiando.

No importa cuánto te prepares, cuánto te documentes y cuánto estudies. No será suficiente. Eso es sólo el primer paso.

El motivo es que, conocidos los conceptos que hay que tener claros, sólo queda empezar a practicar. Y es que el trading (la operativa en los mercados financieros) es más un desafío mental que técnico.

Tienes que empezar cuanto antes (con dinero real) porque tienes que acostumbrarte cuanto antes a sufrir por tener en juego dinero real, por perder dinero real. Tienes que acostumbrarte a alegrarte de forma estúpida cuando el precio avanza a tu favor una cantidad insignificante, lo que supone para ti una ganancia aún más insignificante todavía. Tienes que acostumbrarte a temer por las pequeñas ganancias flotantes acumuladas. Tienes que acostumbrarte a tus irreflenables ganas de saltarte todos tus planes y hacer justo lo contrario de lo que te habías prometido a ti mismo. Tienes que acostumbrarte a la realidad de la Bolsa.

El trading no es que el precio suba o baje, sino lo que sudas cuando el precio sube y baja, las vueltas que te da la cabeza y cómo te revuelves nervioso frente al monitor.

Así que aprender a operar en Bolsa, es descubrir estas sensaciones, experimentarlas un millón de veces, y aprender a dominarlas y a evitar que te interfieran.

Cuando ya no sudes, cuando no permitas que la cabeza te dé vueltas y cuando los movimientos del precio no hagan que te revuelvas frente al monitor, estarás en la senda correcta.

Esto tarda bastante más en cogerse que las técnicas necesarias para un buen análisis, que los cálculos del tamaño de posición, que el control de riesgo y los métodos de mejora continua.

De hecho, yo recomiendo empezar cuanto antes a operar con dinero real (poco, no más de 2000€), y a la vez ir estudiando y afianzando bien estos conceptos.

 

Perder es inevitable

Tienes que asumir que vas a perder dinero. Sí o sí. Por varios motivos:

Porque el mercado es un entorno de probabilidades. No importa cuánto analices ni lo bien que lo hagas, cualquier operación puede salir mal y, de hecho, los extractos de los mejores traders siempre están salpicados de operaciones perdedoras. Perder es inevitable.

Pero es que, además de que perder una operación es un suceso que se da con cierta probabilidad, tú quieres empezar en Bolsa, así que te toca pagar por tu aprendizaje.

Ignorar que vas a perder dinero mientras aprendes sería como si entras por primera vez en un circuito y pretendes hacer tiempos record en tus primeras vueltas. En ambos casos, tienes que acostumbrarte y aprender mucho antes de poder colocarte entre los mejores. Perder es inevitable.

 

Si sufres el miedo a empezar

Tengo un par de consejos que creo que te ayudarán:

 

Mentalízate

Mentalízate: Esto va de aprender. De aprender practicando y entrenando. No va de ganar dinero. De momento no.

 

Presupuesta

Así pues, asígnale un presupuesto y toma medidas para no superarlo.

 

Quítale hierro

Por otra parte, es ridículo el enorme temor que tenemos a perder 25€ en una operación. Nos hace sentir fatal.

Sin embargo, piensa en esos mismos 25€ de forma aislada. Seguramente descubras que estás preparado para perder 25€, 250€, e incluso 2500€ si es lo que necesitas para aprender.

Dalos por perdidos, y luego trabaja para no perderlos. Pero mantente siempre en un estado en el que, si los pierdes, no pasa nada.

Nota: Desde luego, no tienes por qué perder 2500€ en una operación. De hecho, si  controlas el riesgo, deberías poder hartarte de perder durante un año sin incurrir en esta cifra.

 

No pienses, actúa

Pasa a la acción, y compra ya un puñado de acciones. Elige un valor al azar y compra unas acciones ya mismo, aunque sea en el banco. Empieza ya. A partir de ahí todo es más fácil.

 

Comparte tu experiencia

Te animo a que me cuentes en los comentarios tu experiencia personal al iniciarte en Bolsa ¿Estás sufriendo el miedo a empezar? ¿Qué te frena? ¿Qué excusas te pones? ¿En qué te entretienes?

Por otra parte, si ya llevas un tiempo en esto, a ti ¿qué es lo que te ayudó a meterte de lleno? ¿Cómo conseguiste dar el salto a operar?

Una cosa más, por favor, retuitea este artículo y difúndelo en Facebook y Google+.

Te espero en los comentarios 🙂

 

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)