Invertir de forma sencillaEste tema ya lo toqué en su día; pero noto que no ha calado lo suficiente. Pero es importante, tremendamente importante. Tanto, que creo que es el responsable de que un Novato en trading pierda entre uno y tres años en su proceso de forjarse como trader.

De hecho, hay muchos que dejan por imposible esto de la Bolsa, porque no acaban de asumir esto de lo que quiero hablarte:

 

El eterno mal del Novato

Si tuviera que dar una respuesta estándar para todo el mundo que me preguntase “¿Qué opinas de mi análisis de este valor para operar? Te mando los gráficos.” pondría algo como esto:

  1. Te sobran indicadores y te complicas en exceso. Ve a lo simple.
  2. No necesitas el indicador X, no lo usas.
  3. El indicador Y y el indicador Z son redundantes, quita uno.
  4. El indicador T no tiene sentido para tu forma de operar, sácalo.
  5. Apenas se ve el precio entre tantos colorines y degradados.
  6. No te importa la noticia XYZ.
  7. Lo que diga Fulano De Tal no te afecta.
  8. Si la casa de análisis W recomienda sobreponderar o infraponderar no tienen nada que ver contigo.
  9. Toda la información que necesitas la tienes en el gráfico y sólo tú, con tu gráfico, tienes que tomar la decisión.

Nota: Todo esto aplica al trading que yo explico, que no es intradiario, y por lo tanto no se ve afectado de forma sustancial por casi ninguna noticia.

Si se opera intradía, hay que añadir la precaución de no operar cuando hay noticias o de operarlas conscientemente con sus propias reglas.

 

Lo único realmente imprescindible en análisis técnico

En realidad, sólo necesitas contestar a esto en cada gráfico:

  • ¿Dónde está el próximo soporte relevante?
  • ¿Dónde está la próxima resistencia relevante?

Nota: En este artículo te explico cómo poner soportes y resistencias. Pincha aquí para verlo.

Otra nota: Un soporte o resistencia se considera relevante cuando se aprecia perfectamente (y podemos señalarlo) en un marco temporal superior.

Sólo con eso tienes que poder colocar tu punto de entrada, tu stop loss y tu objetivo.

Con eso te basta. Y con eso tienes que lograr ser rentable.

(Ya sé que no me crees, pero es la verdad. Cuanto antes lo asumas, antes progresarás).

 

Los indicadores técnicos

Después, sólo después de haber fijado el próximo soporte y la próxima resistencia, si quieres mejorar un poco tu tasa de aciertos, es cuando puedes añadir algún indicador, como por ejemplo:

  • Un detector de divergencias (como force index, MACD, RSI, estocástico, etc)
  • Un medidor de fortaleza relativa (como el de RSC Mansfield)
  • Un indicador de tensión del precio (como una media móvil, un canal envolvente, sea de Bollinger o no, la zona de valor, etc).

¡Ojo, no los necesitas todos!

  • Si vas a buscar rebotes, te vendrá genial el detector de divergencias. Si no, probablemente no.
  • Si vas a medio plazo, te interesará la fortaleza relativa. Si no, probablemente no.
  • Si estás haciendo swing trading, te vendrá bien un indicador de la tensión del precio. Si no, probablemente no.

Desde luego, todos juntos no tienen ningún sentido. Y no es que ayuden, es que molestan.

 

¿Quieres avanzar de verdad?

Pues abandona de una vez por todas la idea de que con un indicador o combinación de indicadores vas a alcanzar un sistema que funcione. Eso no tiene sentido.

Tienes que mirar el gráfico. Y mirar el gráfico significa, ante todo, actuar en función del próximo soporte relevante y de la próxima resistencia relevante.

Si vas largo, tu objetivo tiene que estar bajo la próxima resistencia relevante y tu stop loss bajo el próximo soporte relevante.

Si vas corto (para ganar cuando el precio caiga) tu objetivo tiene que estar sobre el próximo soporte relevante y stop loss sobre la próxima resistencia relevante.

¡No hay más! Todo lo demás son detalles. Lo gordo es esto.

A partir de ahí puedes agregar indicadores, observar los patrones de velas japonesas, incluso tener en cuenta noticias, opiniones de terceros y otra información adicional. Pero nunca, jamás, estos aderezos pueden determinar tu decisión.

 

Espero sinceramente haberte ayudado con esto

Lo lógico y más típico ahora es que creas que puedo tener razón, pero que en el fondo no quieras o no seas capaz de desterrar las viejas ideas y asumir totalmente lo que te acabo de contar.

Es normal. Tienes que experimentar y descubrirlo por ti mismo. Y además es que es difícil de interiorizar realmente.

La gran diferencia entre tú y yo, es que a mi nadie me ha dicho esto.

Por lo menos, tú ahora, puedes ignorarlo (o no), sabiendo que, si lo otro no te funciona, quizás debas probar a abrazar esta idea como cuenta pendiente, que alguien te aseguró que era la auténtica clave del análisis técnico.

Para mi, este artículo contiene información de primer nivel, que ojalá me hubieran transmitido cuando empecé o cuando ya llevaba un buen tiempo dando tumbos. Te agradeceré que comentes y que retuitees.

Esta web utiliza cookies. Si sigues navegando se sobrentiende que lo aceptas.

ACEPTAR
Aviso de cookies
¡Deja que te oriente!

¡Deja que te oriente!

Únete a mi programa formativo por email (es gratis) y yo te iré guiando por todo el material

 

¡Estupendo!
Mira tu email para confirmar

Y no te olvides de mirar en el spam (y en "Promociones" si usas Gmail)